1 de julio de 2014

Contra el melanoma: fotoprotección y evitar el sol en horas de mayor radiación

Aconseja acudir al especialista ante la aparición de manchas, nuevos lunares o cambio en los ya existentes

Contra el melanoma: fotoprotección y evitar el sol en horas de mayor radiación
EUROPAPRESS

   SEVILLA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Con la llegada del buen tiempo y el descanso por vacaciones las playas se llenan de personas de todas las edades cuyo objetivo no sólo es divertirse y olvidarse de la rutina diaria, sino adquirir un tono de piel más bronceado. Sin embargo, la exposición al sol en exceso puede resultar perjudicial para la salud. Por ello, es aconsejable seguir una serie de recomendaciones médicas antes de exponerse al sol.

   Así lo ha puesto de manifiesto la dermatóloga del hospital Quirón Sagrado Corazón de Sevilla, Fiorella Vásquez Chinchay, quien ha afirmado que "lo más importante" es protegerse del sol con "una buena fotoprotección" cuyo factor sea igual o superior al 30, así como evitar las horas de "mayor radiación solar" que ha establecido "entre las 11.00 y las 17.00 horas". Del mismo modo, ha recomendado hacer uso de la "fotoprotección física" que consiste en protegerse de los rayos solares mediante "prendas de vestir, sombreros y gafas de sol".

ESPECIAL CUIDADO A MENORES

   En cuanto al cuidado de los menores frente a los radiación solar, ha dicho que en la medida de lo posible "es preferente no exponerlos al sol" y, en caso contrario, "usar el correspondiente fotoprotector pediátrico y la fotoprotección física" como "bañadores de manga larga y gorras".

   En este sentido, ha hecho un llamamiento para proteger "especialmente" a los niños de las radiaciones ultravioletas, ya que "se ha comprobado que las quemaduras solares antes de los 18 años están muy relacionadas con la aparición de melanomas" o cáncer de piel. Además, esta especialista recomienda no exponer "nunca" al sol a los menores de seis meses y usar siempre "fotoprotectores de filtro físico" en los niños hasta los seis años.

   Tras la exposición al sol, ha indicado que se debe usar crema hidratante y gel neutro para pieles secas ya que, como ha añadido, "el sol, el agua de mar y la piscina secan más la piel". Además, "usar crema hidratante o gel refrescante de aloe vera" en caso de quemaduras leves y acudir al centro de salud en aquellas "más graves".

   Asimismo, ha advertido de que es "muy importante" consultar al especialista ante la aparición de un nuevo lunar o ante el cambio de aspecto de uno ya existente. Según Vásquez Chinchay, "los primeros signos de daño solar" aparecen en forma de manchas y son cada vez más las personas partir de los 30 años las que padecen algún tipo de cáncer de piel.

   En cualquier caso, esta dermatóloga ha hecho hincapié en tener "mucha precaución" ante la exposición al sol, usar un alto factor de protección y "evitar las horas en las que el sol está radiando con más potencia".