3 de octubre de 2014

El Consejo General de Dentistas apoya la fluoración del agua para ayudar a prevenir la caries dental de la población

El Consejo General de Dentistas apoya la fluoración del agua para ayudar a prevenir la caries dental de la población
CONSEJO DE DENTISTAS

MADRID, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

Una representación del Comité Ejecutivo del Consejo General de Dentistas de España ha destacado el apoyo incondicional a la fluoración de las aguas para ayudar a la población a prevenir la aparición de caries, y la declaración referida a las actuales medidas de bioseguridad en el uso de la amalgama dental con las que quedan garantizadas la salud y seguridad tanto para el paciente, los profesionales sanitarios, así como para la población en general.

Estas Declaraciones de Principios se aprobaron durante el Congreso Anual de FDI 'World Dental Federation' celebrado en Nueva Delhi (India), y ambas fueron respaldadas por los representantes del Comité Ejecutivo del Consejo General de Dentistas.

La delegación española encabezada por el presidente del Consejo General, el doctor Óscar Castro Reino, estuvo formada por los doctores Joaquín de Dios Varillas, Francisco García Lorente y Luis Rasal Ortigas.

En reconocimiento de la importancia de promover la salud bucodental mediante la fluoración del agua, la FDI afirma que más de setenta años de investigación y recientes evaluaciones sistemáticas han demostrado que la fluoración del agua constituye una medida de salud pública "eficaz" para la prevención de la caries dental en niños y adultos.

LA FLUORACIÓN DEL AGUA CONSIGUE UN AHORRO POSITIVO EN GASTO SANITARIO

Asimismo, la fluoración del agua "resulta particularmente apropiada" para aquellas poblaciones que presentan un riesgo entre moderado y alto de padecer caries dental, además de conseguir un "ahorro muy positivo" en el gasto sanitario y "contribuir a reducir las desigualdades en las tasas de caries dental de las comunidades".

Por otro lado, la fluoración del agua permite que las concentraciones de flúor recomendadas para la prevención de la caries dental no sean nocivas para la salud humana en general, y los beneficios en salud pública que aporta compensan con creces el posible riesgo de sufrir fluorosis dental en grado leve o muy leve.

A la hora de determinar el nivel de flúor recomendado que debe alcanzar el agua para prevenir la caries dental, es necesario que las autoridades sanitarias sean conscientes de "la importancia de mantener el equilibrio entre prevención de la caries y fluorosis dental".

A este fin, las autoridades sanitarias deben tener en cuenta la temperatura máxima del aire ambiental, la disponibilidad de otras fuentes de flúor y la forma en que estas se utilizan así como las costumbres dietéticas y culturales de la comunidad en la primera y segunda infancia.

Otro punto a tener en cuenta es que las aguas de consumo que se vayan a tratar con flúor "deben ser fiables y hay que contar con las medidas de control de calidad, las instalaciones y la pericia técnica necesarias para realizar y controlar la fluoración del agua", subrayan.

Por último, reivindican que la profesión odontológica, la profesión médica, los investigadores del ámbito de la salud y las autoridades sanitarias "sigan investigando la eficacia y la inocuidad de la fluoración del agua y otros métodos de aporte de flúor para la prevención de la caries dental". Además, concluyen que la información "tiene que ponerse a disposición del público de forma transparente".