25 de marzo de 2020

Cómo combatir el envejecimiento dérmico a los 30, 40, 50, 60...

Cómo combatir el envejecimiento dérmico a los 30, 40, 50, 60...
Beautiful woman hands applying moisturizer - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / RIDOFRANZ - ARCHIVO

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

La piel es el órgano más extenso del cuerpo y, como todo, envejece con el paso de los años, mal que nos pese. Hoy en día son numerosos los cuidados que podemos ofrecer a nuestro rostro para prevenir lo máximo posible las temidas arrugas y la flacidez, que cobran protagonismo con los años.

"Para eso necesitamos que la dermis mantenga unos niveles óptimos de hidratación, que siga recibiendo los principios activos que necesita para mantenerse firme", afirma en una entrevista con Infosalus la doctora Elena Moreno Luna, médico estético de la Clínica de Cirugía Plástica FEMM de Madrid.

En concreto, la también miembro de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) llama la atención sobre uno de los signos del envejecimiento del rostro y es que, según asegura, cuando somos jóvenes la cara tiene forma de triángulo, pero conforme vamos ganando en años la piel del rostro pierde colágeno y pasa a tener forma cuadrada.

"Con los años, el ojo también parece que está más cerrado, baja la cola de la ceja. Y se marca también el surco nasogeniano y la ojera porque perdemos el soporte graso de la piel, y es que a partir de los 40 empezamos a perderlo y se favorece también la flacidez", añade.

Con ello, la experta en medicina estética sostiene que la fecha clave en la que empezar a cuidar el rostro depende de la persona porque sobre todo influye el si nos hemos cuidado o no la piel desde jóvenes con cremas que traten los problemas específicos que tenga nuestra piel, como por ejemplo la piel grasa o seca.

"Somos partidarios de que cuanto antes se empiece a cuidar la piel del rostro es lo mejor, el prevenir para no llegar a una edad adulta y tener problemas más importantes y que nos cuesten más trabajo solucionar. Si desde jóvenes usamos la crema adecuada, e hidratamos, vamos a prevenir tratamientos más invasivos para la flacidez o las arrugas del futuro", destaca la médico estético de Clínica FEMM.

Asimismo, asegura que no es necesario gastarse mucho dinero en cremas porque en muchísimos casos hay mucho marketing detrás, donde se diseñan envases bonitos, pero la composición es la misma igual que otra que cuesta menos dinero.

Sobre los componentes, la doctora Moreno Luna advierte de que aunque las cremas lleven anunciado colágeno y ácido hialurónico en su composición, estos ingredientes se van a quedar en la superficie de la piel ya que no hay cremas rellenadoras de arrugas o con efecto bótox.

"La piel estará bonita porque estará bien hidratada pero no quitará arrugas esta crema. Si tenemos piel grasa la crema debe llevar ácido glicólico para quitar ese exceso de grasa. Si está seca, ácido hiaulurónico por su poder hidratante. Una piel con muchas arrugas necesita retinol, que tiene mucho efecto antiaging", precisa la experta de SEME.

Así con todo, la médico estético de Clínica FEMM subraya que para un buen cuidado del rostro se recomienda una higiene diaria por la mañana y por la noche, a partir de leche limpiadora o de jabón. Una vez retirada ésta con agua, usar tónico para refrescar la piel y dejarla en buenas condiciones. Después el sérum en cuello y rostro, y personalizarlo según la edad y el problema que tengamos. "Así preparamos la piel para que con la crema hidratante el resultado sea mayor. Después hay que emplear factor de protección solar y si se quiere el maquillaje", precisa la experta.

A su vez, la especialista en medicina estética dice que son recomendables dos o tres higienes faciales al año, ya que aportan más profundidad en la piel. La mejor época es a la vuelta de vacaciones, antes de Navidad, y en primavera otra, según aconseja la doctora Moreno, al mismo tiempo que destaca que la alimentación también influye mucho en el tipo de piel, así como la hidratación con agua, siendo necesario beber más de 1,5 litros al día, además de no fumar o beber alcohol.

MEDICINA ESTÉTICA PARA CADA EDAD

En este contexto, la experta de Clínica FEMM aconseja de los 20 a los 35 tratamientos de hidratación profunda con vitaminas para evitar problemas de hidratación más adelante. Entre los 30 y 40 años, tratamientos de mesoterapia facial con vitaminas y Plasma Rico en Plaquetas, ya que la inyección de vitaminas actúa aumentando el grosor de la piel del rostro, aportándole elasticidad y firmeza, y disminuyendo los efectos de la oxidación celular.

"El Plasma Rico en Plaquetas es uno de los tratamientos más sencillos para cuidar el rostro. Los factores de crecimiento se encargan de estimular la regeneración celular, aumentar la formación de nuevos vasos sanguíneos y producir nuevo tejido. Además, al ser extraídos del propio paciente, no producen alergias, rechazo o contagio de enfermedades", asegura la miembro de SEME.

Entre los 40 y los 50 ve idóneo el ácido hialurónico, así como la toxina botulínica, y la tecnología de plasma Plexr. El ácido hialurónico, al ser un relleno reabsorbible, dice que es más compatible y seguro que otros rellenos, y permite recuperar los volúmenes perdidos o aumentar el volumen en determinadas zonas del rostro, aparte de su efecto hidratante. Con este ácido se tratan principalmente las ojeras, el aumento del grosor de labios y pómulos, así como la disminución del surco nasogeniano.

En cuanto a la toxina botulínica o bótox, la doctora Moreno mantiene que esta sustancia actúa en la transmisión del impulso nervioso de los músculos de la mímica y sus resultados se notan desde el primer día. "Las zonas donde se utiliza habitualmente son el entrecejo, la frente, y las patas de gallo", precisa.

Sobre la tecnología de plasma Plexr o blefaroplastia no quirúrgica, que no deja cicatrices ni produce hiperpigmentación, la experta de Clínica FEMM la ve una opción muy apropiada para tratar el exceso de piel sobrante que se acumula alrededor de los ojos, especialmente en el párpado superior.

De los 50 a los 60 ve convenientes la hidroxiapatita cálcica y la radiofrecuencia Morpheus8. En el caso de la hidroxiapatita cálcica, un relleno dérmico y "muy buen inductor de la formación de colágeno", sostiene que éste resuelve el progresivo adelgazamiento de la piel que conlleva el paso del tiempo y que genera flacidez y arrugas.

Mientras, Morpheus8 señala que es un dispositivo de radiofrecuencia fraccionada que actúa sobre el tejido subdérmico para tratar la grasa localizada y las facciones envejecidas, proporcionando un aspecto más joven, un tratamiento mínimamente invasivo, seguro y altamente efectivo con resultados inmediatos y visibles desde la primera sesión.

A partir de los 60 la radiofrecuencia BodyTite y los hilos espiculados son las técnicas más recomedadas, a su juicio, siendo el primero una opción que elimina grasa y retrae la piel al mismo tiempo, y especialmente indicada para brazos, muslos, cartucheras, cuello y papada. Los hilos espiculados están hechos de un material que favorece la cohesión de las células y es 100% reabsorbible por el organismo. "Los resultados son mucho mejores si se rellenan con ácido hialurónico los surcos que pueden formarse tras crear esa malla de hilos", sentencia la doctora Moreno.

Contador

Lo más leído