Las 5 claves de la medicina antiaging

Las 5 claves de la medicina antiaging
20 de agosto de 2018 GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / ROSSHELEN

MADRID, 20 Ago. (EDIZIONES) -

Nuestro envejecimiento está directamente relacionado con nuestra genética y con nuestros hábitos de vida, en general. Por eso, cuanto antes empecemos a cuidarnos, mejor calidad de vida tendremos y mayor número de año viviremos. Lo idóneo es alargar nuestra vida de la forma más saludable posible para que no desarrollar enfermedades.

Una disciplina médica multidisciplinar que poco a poco está cobrando mayor importancia es la Medicina Antiaging o antienvejecimiento, orientada a mantener las funciones vitales y a mejorar la calidad de vida, y no a hacer frente a la enfermedad en cuestión. "Vivir más y mejor se consigue adelantándose a los problemas del futuro", aseguran desde la Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad (SEMAL).

Su presidente, el doctor José Serres, afirma en una entrevista con Infosalus, que se trata de una especialidad multidisciplinar y básicamente preventiva. "No es tanto mejorar la longevidad, mejorar los años que vamos a vivir más, sino que los años que vivamos sean con calidad de vida. España, junto con Italia, son los dos países de la Comunidad Europea donde más años se vive. En concreto, en España la esperanza de vida de las mujeres se sitúa en los 84,7, mientras que en los hombres en los 80", apunta.

Sin embargo, el experto advierte de que en España, y a pesar de estos datos, a partir de los 55 años la calidad de vida en cuanto a salud no es tan buena como la de otros países que viven menos.

SÍ O SÍ: CUIDARSE A PARTIR DE LOS 40

"La idea no es vivir más, sino lo que se viva, se viva bien, en las mejores condiciones de salud. Hay que cuidarse siempre. Diría que la propia mujer embarazada debería planteárselo por su hijo, o desde la niñez, para así evitar el gran problema de obesidad infantil que tenemos. Pero claramente, si no lo hemos hecho nunca, a los 40 es el momento en el que debemos planteárnoslo de forma seria", insiste el doctor Serres.

La medicina Antiaging no es una especialidad como tal, según añade, sino que cada médico en su especialidad puede desarrollar una medicina antienvejecimiento. Así, pueden trabajar en el envejecimiento de una persona desde un dermatólogo, hasta un médico especializado en digestivo, o en estética, por ejemplo. No se trata de una especialidad financiada por la Seguridad Social a día de hoy.

En concreto, dice que se basa en 5 puntos fundamentales para esta prevención:

1.- Dieta. "Se sabe que la única causa demostrada que aumenta la esperanza de vida es la restricción calórica. Hay estudios en ratones y otros animales donde si estos animales comen menos viven más años. Por lo que hay que procurar comer con moderación sobre todo. La dieta importante es la mediterránea, con mucha fruta verdura, con menos carne de lo habitual, y evitando el alcohol de alta graduación", precisa.

2.- Ejercicio físico. "La actividad física tiene que ser moderada, no se trata de dos horas de ejercicio físico al día, porque en exceso también oxida. Con hacer media hora o 45 minutos al día de deporte sería suficiente. Este ejercicio irá en función de la edad y de cada paciente. Hay quien podrá hacerlo más fuerte y otras personas que por su condición tendrán que conformarse con caminar 30 minutos diarios", apostilla.

3.- El control del estrés. "El estrés pasa factura sobre nuestra salud. Hará que aumenten las hormonas 'malas' como el cortisol o la secreción de insulina, una serie de descargas hormonales que sólo aumentarán el proceso de envejecimiento", indica el doctor Serres.

4.- Valorar la calidad del sueño. A su juicio, el sueño es una parte "muy importante", donde el organismo "se resetea". Por ello, subraya que tiene que ser en absoluta oscuridad, porque si no la melatonina no se segrega y entonces el sueño no es tan reparador como debería. Otro problema que surge en estas situaciones es que hormonas como la serotonina o la dopamina, por ejemplo, no se segregan bien si no hay sueño reparador", puntualiza, a la vez que recomienda evitar también una hora antes de acostarnos el uso de pantallas, sobre todo la luz azul de estos dispositivos electrónicos que estimulan en exceso el cerebro. "Hay estudios que dicen también que un exceso de luz azul puede desembocar en cáncer", avisa.

5.- Control hormonal. "A medida que envejecemos declinan las 'hormonas buenas' (hormona crecimiento, testosterona, progesterona y estrógenos, vitales para conservarnos en buenas condiciones), y aumentan las que no son tan buenas, como el cortisol o la insulina. Es por ello importante realizarse analíticas para valorar la predisposición que tenemos a padecer determinadas enfermedades", señala.

ENFERMEDADES ASOCIADAS AL ENVEJECIMIENTO

Mientras, el doctor José María Ricart, director del Instituto Médico Ricart de Valencia, centrado en esta disciplina, y jefe de Dermatología del Hospital Quiron de la citada ciudad subraya a Infosalus que el envejecimiento celular no es sólo el responsable de la flacidez de la piel o de las arrugas, sino que también es el origen del desarrollo de enfermedades de origen cardiovascular y uno de los desencadenantes del cáncer.

"Con el objetivo de prevenir, e incrementar tanto la calidad como la esperanza de vida, nace la Medicina Antiaging, donde analizamos y tratamos los biomarcadores tumorales y los antecedentes genéticos involucrados en la prevención de las citadas enfermedades asociadas al envejecimiento", añade.

Según recuerda, la medicina en España llega tarde porque el problema es que suelen tratarse a las personas cuando ya están enfermas, no se trabaja por evitar esas enfermedades. Por ello, indica que con esta disciplina médica se hace un estudio genético global del paciente, gracias a la tecnología disponible, un estudio del exoma o parte del genoma y, a unos precios razonables, se puede ver con exactitud las debilidades que tendrá una persona durante el envejecimiento.

Además, dice que se analiza cómo están envejeciendo las células y para eso se valoran los telómeros, o guardianes de células, que se encargan de que las duplicaciones de éstas sean las correctas.

En la medicina predictiva primero se analiza nuestra genética y cómo están envejeciendo nuestras células, y para eso se valora la longitud de los telómeros, "o guardianes de las células, que se encargan de que las duplicaciones de éstas sean las correctas". Así, indica que se puede adivinar cómo una persona está envejeciendo, y junto con su historia clínica y un examen físico completo se puede determinar de qué manera la persona puede trabajar por un envejecimiento más saludable.