18 de septiembre de 2014

Obesidad: La cirugía endoscópica puede usarse en adolescentes para tratar la

Obesidad: La cirugía endoscópica puede usarse en adolescentes para tratar la
FLICKR/ANDY G

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

La obesidad debe tratarse precozmente antes de que evolucione a grados más severos y se produzcan comorbilidades, y para ello la cirugía endoscópica ser de ayuda incluso desde la adolescencia ya que, según ha destacado el director de la Unidad de Tratamiento Endoscópico de la Obesidad del hospital Universitario HM Sanchinarro de Madrid, Gontrand López-Nava, este tipo de intervenciones no alteran el crecimiento de estos jóvenes.

"Supone una opción para que su obesidad no aumente tanto o para que cambien sus hábitos y se reeduquen", ha destacado este experto, que es uno de los coordinadores del primer Curso Internacional de Endoscopia Bariátrica que se celebra estos días en Madrid.

Las técnicas de endoscopia bariátrica van ganando espacio a la hora de buscar soluciones eficaces para combatir la obesidad ya que consiguen que los pacientes reduzcan su sobrepeso gracias a intervenciones menos cruentas que las de la cirugía bariátrica convencional y, al mismo tiempo, que mejoren las patologías asociadas a la obesidad.

España ocupa una posición de liderazgo en el desarrollo de estas intervenciones técnicas, que evitan ingresos hospitalarios y complicaciones y procuran una rápida recuperación del paciente. De hecho, tanto España como Europa "llevan 15 años de ventaja a Estados Unidos" en estos tratamientos, ha añadido Manoel Galvao, experto mundial en Endoscopia de la Obesidad del Gastro-Obeso Center de Sao Paulo (Brasil).

El objetivo de estas intervenciones es reducir la ingesta de alimento a través de una disminución del tamaño del estómago. Durante los últimos años se han desarrollado al menos siete procedimientos de endoscopia bariátrica, que han permitido que las intervenciones sean mucho menos invasivas, más seguras y con recuperaciones casi inmediatas.

IDENTIFICAR NECESIDADES Y PERSONALIZAR TRATAMIENTOS

"Lo fundamental es identificar las necesidades y hacer un abordaje personalizado para cada paciente. Antes había solo uno, pero hoy gracias a la individualización, es posible buscar resultados mejores en función de las necesidades de cada paciente en función de su caso", ha explicado este experto.

Entre las técnicas existentes, destaca el método 'Apollo', en el que se realiza la tradicional "reducción de estómago" pero introduciendo el instrumental quirúrgico a través de la boca, sin necesidad de abrir el abdomen, lo que supone un menor riesgo que la cirugía convencional.

"Esta técnica consiste en reducir el volumen disponible en el estómago, suturando sus paredes gástricas, lo que reduce la ingesta de alimentos. Se acerca a las gastroplastias de reducción de estómago que se han realizado quirúrgicamente, pero sus ventajas son que tiene una tasa de mortalidad 0 y una recuperación de menos de 24 horas, reduciéndose las complicaciones en un 95 por ciento, ha apuntado Gontrand López-Nava.

Otra opción frente la reducción quirúrgica tradicional es disminuir la capacidad del estómago haciendo pliegues y suturándolos. Esta técnica, que se realiza igualmente a través de la boca, se denomina método 'POSE' y está específicamente recomendada en casos de obesidad extrema, es decir, con un Índice de Masa Corporal (IMC) superior a 27. Es un método preparado para permanecer toda la vida en el estómago, pero si el paciente lo estima necesario se puede hacer reversible.

BALONES INGERIBLES E INTRAGÁSTRICOS

Por otra parte, están los denominados balones ingeribles, que el paciente traga en forma de cápsula y se hinchan en el estómago. Estos dispositivos logran una saciedad más rápida y una reducción de la ingesta de alimentos.

Asimismo, existen los balones intragástricos, que ayudan a que quepa menos alimento en el estómago y se tenga sensación de saciedad; el doble balón, recomendable para todos aquellos pacientes con un patrón alimentario compulsivo, puesto que al estar ocupando gran parte del estómago, se aceptará mucha menos cantidad de alimento.

Durante el curso se hablará también del 'Endobarrier', una técnica especialmente indicada para diabéticos y que ayuda a adelgazar sin ningún tipo de cambio permanente en sus cuerpos. Esta técnica actúa creando una barrera entre la pared intestinal y los alimentos. Al crearla, produce un cambio en los niveles hormonales, incluyendo la regulación de azúcares.

Los expertos han querido finalizar explicando que actualmente se está trabajando en hacer técnicas con imanes en el intestino, algunas intervenciones de mangas gástricas completas del estómago por la boca, técnicas de aspiración que permiten al paciente succionar y vaciar un tercio de los alimentos contenidos en el estómago o balones que se ingieren y no necesitan endoscopia para extraerlos.

Para leer más