3 de octubre de 2019

Blanquearse los dientes sin control médico puede provocar la pérdida de piezas

Blanquearse los dientes sin control médico puede provocar la pérdida de piezas
Fachada de Quirónsalud Alicante, de archivo.QUIRÓNSALUD - ARCHIVO

   ALICANTE, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La blancorexia u obsesión por los dientes blancos lleva a las personas que la padecen a realizarse blanqueamientos dentales sin control médico, lo que puede afectar negativamente a la salud bucodental y provocar, incluso, la pérdida de piezas dentales motivada por efectos secundarios de estos tratamientos como grietas, hipersensibilidad dental o las lesiones en la pulpa dentaria.

   Así lo ha advertido este jueves en un comunicado Héctor Tafalla, jefe de la Unidad Dental y Cirugía Maxilofacial de Quirónsalud Alicante, en un comunicado en el marco del día Mundial de la Sonrisa, que se celebra el 4 de octubre.

   La evidencia de una boca sana siempre es el equilibrio entre la estética y la funcionalidad, además de tener consecuencias no solo en el estado de salud general de la persona, sino también en su área personal, social y laboral, han explicado desde Quirónsalud.

   Por este motivo, en los últimos años las unidades dentales han visto aumentar la demanda de tratamientos de estética dental, entre los que se encuentra el blanqueamiento dental.

   Sin embargo, Pedro Orenes, jefe de la Unidad Dental del Hospital Quirónsalud Murcia, ha resaltado que el blanqueamiento debe ser "siempre" realizado por profesionales cualificados. "En primera instancia, lo que se debe hacer es comprobar que el paciente tiene una boca sana y prescribir cuál es la técnica más adecuada en su caso ya que las sustancias químicas que contienen los blanqueantes pueden dañar el esmalte e inflamar las encías, así como pautar el tiempo que debe pasar de una sesión a otra", ha explicado.

   Otro de los aspectos a tener en cuenta es que el blanco no es el color de los dientes, sino que es un tono marfil que dependerá en gran medida de la genética del paciente, el consumo de café, té, tabaco o la toma de determinados medicamentos el poder conseguir el tono deseado.

   "Lo que debemos explicar al paciente es que muchas veces los tratamientos lo que logran es aclarar el tono pero no siempre conseguir el blanco que lucen los modelos y personajes famosos", ha aclarado Tafalla, que ha señalado que "es importante incidir" es que "no se debe recurrir de manera repetitiva a productos comercializados en farmacias y supermercados y realizarse los tratamientos sin la supervisión de un especialista".

   Otra de las técnicas que pueden ayudar a conseguir unos dientes más blancos y con unos resultados más duraderos son las carillas, que tal y como ha detallado Orenes son "unas láminas finas de composite o cerámica, con un grosor de entre 0,3 mm y 1 mm, que se colocan en la cara visible de los dientes para mejorar aspectos como su posición, color, tamaño o forma".

   "Existen diferentes técnicas de realización muy sencillas en la cuales se debe preparar o tallar un poco la superficie del diente que va a recibir la carilla y otras técnicas en las que no hace falta tocar el diente para colocar las carillas. La elección de la técnica depende de cada caso", ha manifestado.

Contador

Lo más leído