25 de enero de 2019

Zinc: así es este mineral vital para el organismo

Zinc: así es este mineral vital para el organismo
CEDIDA / CENTRO MÉDICO RUSIÑOL

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los seres humanos necesitan una cantidad de nutrientes, vitaminas y minerales para que el organismo funcione correctamente. Algunos son muy desconocidos, a pesar de que son esenciales para una buena salud. Es el caso del zinc.

"El zinc es un mineral vital para el organismo, pero en cantidades mínimas, por lo que se denomina oligoelemento, y su función es ser el catalizador de diversas reacciones químicas que son básicas para el cuerpo humano", ha explicado la nutricionista María Ángeles López Marín.

Las propiedades del zinc son diversas y contribuyen a mantener una buena salud, según la también directora del Centro Médico Rusiñol.

1. Mejora y equilibra el sistema inmunológico.

2. Regula la producción de grasa en la piel, por lo que mejora los procesos acnéicos, y por tanto, el aspecto general de la piel.

3. La aplicación de zinc acelera los procesos de cicatrización.

4. Estimula la regeneración de los tejidos.

5. Es un antioxidante encargado de reducir el envejecimiento.

6. Es de vital importancia en el crecimiento de los niños.

En referencia a los beneficios del zinc en el organismo, la doctora López destaca la regulación de la función tiroidea, la regulación de la producción de la hormona de crecimiento y la mejora del descanso nocturno.

1. Es un mineral que participa en la regeneración celular. Es básico en postoperatorios, lesiones y en protocolos antienvejecimiento.

2. Contribuye a los tratamientos de osteoporosis, ya que favorece la fijación del calcio en los huesos.

3. Garantiza un adecuado desarrollo y crecimiento de los huesos, por lo que es importante garantizar el aporte en niños durante la etapa de crecimiento, junto con al calcio.

En este contexto, el National Institutes of Health (NIH) estadounidense recomienda que los bebés hasta los seis meses de edad deben ingerir una cantidad de dos miligramos. La cifra asciende a tres desde los siete meses a los tres años.

A partir de los cuatro, y hasta los ocho años, la cantidad de zinc debe ser de cinco miligramos. Por su parte, se recomiendan ocho miligramos a los niños de nueve a 13 años y, finalmente, 11 miligramos para los varones adolescentes de 14 a 18 años y nueve para las niñas.

En el caso de los adultos, la producción de hormona de crecimiento sirve para reparar tejidos.

OTROS BENEFICIOS

4. Mejora el sistema inmunológico. Es importante en época de gripe y resfriados, junto con la vitamina C.

5. Interviene en la regulación de la función tiroidea y mantiene el sistema metabólico.

6. Ayuda a mantener la salud masculina, aumentando la producción de espermatozoides y bajando la inflamación de la próstata.

7. Mejora el descanso nocturno porque mejora la producción de melatonina, que es la hormona del sueño.

8. Regula la producción de neurotransmisores como la dopamina, lo que mejora el estado de ánimo y las funciones cognitivas.

9. Mejora la sensibilidad de las células a la insulina y favorece la regulación del azúcar en sangre.

10. Regula los procesos de coagulación. Por ello se recomienda su ingesta en pacientes que han sufrido enfermedades cardiovasculares.

SI NO SE CONSUME SUFICIENTE ZINC

La carencia de zinc disminuye el ritmo de crecimiento de los bebés y niños, retrasa el desarrollo sexual en los adolescentes y causa impotencia en los hombres, según el NIH.

Además, la deficiencia de zinc también causa pérdida de cabello, diarrea, lesiones en los ojos y la piel y pérdida de apetito. También puede puede provocar pérdida de peso, problemas de cicatrización de heridas, disminución del sentido del gusto y reducción de los niveles de concentración.

¿DÓNDE PUEDE ENCONTRARSE EL ZINC?

La doctora destaca los alimentos ricos en zinc, como los frutos secos, pero matiza que "es muy importente una dieta equilibrada que contenga todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita".

1. Los frutos secos como almendras, cacahuetes y nueces.

2. Las legumbres como las lentejas también tienen una gran cantidad de zinc.

3. Las carnes y embutidos y los pescados y mariscos contienen importantes cantidades de zinc, según la 'Guía de la alimentación saludable' de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria.

Mientras, frutas y verduras cuentan con un nivel más bajo de este mineral.

La doctora López ha especificado que la combinación de algunos alimentos puede impedir la absorción de zinc en nuestro organismo y, como consecuencia, presentar un déficit del nutriente. Por lo tanto, es importante no asociar los alimentos mencionados con lácteos, ya que el calcio compite con el zinc en su absorción intestinal, y con el té, café, cacao o mucha fibra.

Por el contrario, los alimentos que favorecen la absorción de zinc, por su alta concentración en manganeso son las uvas, las fresas, las frambuesas y los arándanos.

Contador

Lo más leído