11 de septiembre de 2020

La verdad sobre las cataratas y su cirugía

La verdad sobre las cataratas y su cirugía
Operación en el ojo. Catarata. - LUISPORTUGAL/GETTY - ARCHIVO

MADRID, 11 Sep. (EDIZIONES) -

Una de las dudas más frecuentes que tienen los pacientes con cataratas es que si después de la intervención quirúrgica a la que deben someterse para su extirpación, éstas pueden volver a reproducirse pasado un tiempo. ¿Es dolorosa?¿Se vuelve a ver correctamente pronto?

Para resolver estas dudas, el jefe del Servicio Oftalmología Hospital Universitario Ramón y Cajal (Madrid) el doctor Francisco José Muñoz Negrete explica en primer lugar qué es una catarata: "La catarata es una opacidad del cristalino, una lente natural que tenemos en el interior del globo ocular, que es transparente, y permite enfocar las imágenes en la retina. Puede cambiar su potencia mediante la acomodación, lo que permite enfocar a diferentes distancias"

El también Catedrático de la Universidad Alcalá (Madrid) y miembro de la Junta Permanente de la Sociedad Española de Oftalmología (SEO) señala que las cataratas se producen fundamentalmente como consecuencia de la edad. "El cristalino va perdiendo su trasparencia por procesos de envejecimiento. Al opacificarse no permite que las imágenes lleguen nítidamente a la retina produciendo dificultades de visión, que van empeorando conforme la opacidad aumenta", señala en una entrevista con Infosalus.

Desde la Academia Americana de Oftalmología (AAO por sus siglas en inglés) indican en este sentido que la función del cristalino es doblar (refractar) los rayos de luz que entran en el ojo para ayudarnos a ver. "Su propio cristalino debe estar transparente, pero cuando tiene catarata se nubla. Tener una catarata puede ser como mirar a través de un parabrisas empañado o empolvado. Las cosas pueden lucir borrosas, nubladas o menos coloridas", agrega.

Dado que es una enfermedad asociada al envejecimiento, el también vicepresidente de la Sociedad Española de Glaucoma (SEG) y secretario general de la Sociedad Oftalmológica de Madrid advierte así que, a mayor edad, mayor riesgo de desarrollar cataratas.

"Un porcentaje muy alto de pacientes mayores de 80 años han sido ya operados de cataratas. No obstante, cada vez se ven más casos en población más joven, en torno a los 50-60 años. Posiblemente, esté relacionado con factores de tipo ambiental, como la mayor exposición a luz ultravioleta de la irradiación solar", valora el oftalmólogo.

Con ello, el doctor Muñoz Negrete remarca que no hay ningún tratamiento que prevenga la aparición de cataratas, siendo ésta indicada una vez que el paciente ve limitada su actividad corriente por la pérdida de visión.

Por su parte, la AAO indica que "la única manera" de eliminar una catarata es por medio de la cirugía, que consiste en extraer el cristalino: "Su oftalmólogo le recomendará extraer una catarata cuando le impide hacer cosas que quiere o necesita hacer".

EN QUÉ CONSISTE LA CIRUGÍA

En la actualidad hay dos opciones quirúrgicas para extraer las cataratas, la tradicional, o la realizada con láser. El jefe del Servicio Oftalmología Hospital Universitario Ramón y Cajal explica que la técnica más habitual de cirugía de cataratas se llama 'Facoemulsificación'. "Se realiza con anestesia local, habitualmente sólo con gotas de anestésico, a través de una incisión muy pequeña de unos 2 milímetros. Con una sonda de ultrasonidos se va emulsificando y aspirando el contenido opaco del cristalino", detalla el especialista.

Posteriormente, dice que se introduce una lente intraocular artificial para sustituir al cristalino opacificado: "La lente se introduce enrollada para que pueda caber a través de la incisión de 2 milímetros, y se despliega en el interior del ojo. Parte de los pasos de la cirugía pueden realizarse con láser femtosegundo, pero los resultados sin láser son muy similares".

Aquí menciona que hay varios tipos de lentes intraoculares, siendo la más habitual la lente monofocal, que proporciona una "visión excelente a larga distancia" y a menudo aceptable a media distancia, pero obliga a usar gafas de cerca para leer.

Por otro lado, se encontrarían las lentes multifocales, según describe el oftalmólogo, que permiten ver a todas las distancias y depender menos de gafas, pero en general la calidad de visión de lejos no suele ser tan buena como la de las lentes monofocales. "Según las características y las necesidades de cada paciente se puede optar por la lente más adecuada para cada caso", subraya.

EL POSTOPERATORIO

Tras la operación, el doctor Muñoz Negrete señala que el día de la intervención la visión puede ser borrosa, aunque algunos pacientes ya empiezan a notar mejoría. "Al día siguiente muchos de los pacientes ya tienen una visión parecida a la que tendrán finalmente, lo que permite una reincorporación rápida a la vida normal. Durante aproximadamente 1 mes el paciente tiene que aplicarse gotas de colirios antiinflamatorios y/o antibióticos. La única restricción el primer mes es evitar esfuerzos físicos importantes, tampoco debe nadar. Por lo demás puede hacer una vida muy normal", indica.

Sobre la posibilidad de que reaparezca la catarata, el miembro de la SEO indica que durante la cirugía se extrae el contenido del cristalino, pero se deja la parte posterior de la cápsula que le envuelve. "Esta cápsula con el tiempo puede volverse opaca. Pero se trata fácilmente con un procedimiento láser que se realiza en quirófano en 1-2 minutos, con lo que el paciente recupera rápidamente la visión perdida", aclara.

Uno de los temas en discusión que cierne sobre la cirugía de cataratas es si se pueden operar los dos ojos a la vez o no. El Catedrático de Oftalmología señala en este sentido que, dado que es una técnica segura y que los métodos de cálculo de lentes intraoculares son cada vez más precisos, hay una corriente creciente para operar los dos ojos simultáneamente. "Según las características del paciente y el criterio del cirujano podría indicarse la cirugía bilateral simultánea", precisa.

"En la pandemia actual se está incrementando el número de casos en los que se puede recomendar la cirugía bilateral simultánea, que tiene la ventaja de evitar que el paciente pase dos veces por quirófano, reducir el número de revisiones, y por tanto de estancia en el hospital. De esta forma, se reduce la estancia hospitalaria y el riesgo de contraer esta infección. También tiene la ventaja de requerir la realización de PCR sólo una vez para descartar la presencia de COVID positivo", agrega.

Contador

Lo más leído