8 de mayo de 2015

La vacunación en el trabajo evita el absentismo y la transmisión de enfermedades

La vacunación en el trabajo evita el absentismo y la transmisión de enfermedades
EUROPA PRESS/SESCAM

MADRID, 8 May. (EUROPA PRESS) -

   La vacunación en el trabajo evita el absentismo, el "presentismo" y la transmisión de enfermedades infecciosas como, por ejemplo, la gripe, según han asegurado diversos expertos durante las VII Jornadas de Actualización de Vacunas en el Medio Laboral.

   4,5 DÍAS DE MEDIA POR TRABAJADOR ENFERMO DE GRIPE

   Y es que, en el caso de la gripe, esta enfermedad puede llegar a suponer una pérdida media de 4,5 días en el trabajador afectado, mientras que, según han explicado, el "presentismo", que hace referencia al hecho de que el trabajador acuda al centro de trabajo enfermo por temor a perder su puesto, puede contribuir al contagio de otros trabajadores y, en el medio sanitario, de los pacientes.

LAS VACUNAS VARÍAN EN FUNCION DE LAS NECESIDADES

   En este sentido, las vacunas que se administran a los trabajadores varían en función de las necesidades. Así, el miembro del Gabinete Médico del Ministerio de Presidencia y moderador del encuentro, Gregorio Gil López, ha recordado que cuando existe una vacuna eficaz frente a una infección debe ponerse a disposición de los trabajadores por parte del empresario, según recoge en su 'Anexo VI' el Real Decreto 664/97 sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo.

   En concreto, en el encuentro se ha abordado el problema sanitario de la gripe y se han destacado las bajas coberturas vacunales en el ámbito profesional, estimando unos porcentajes de vacunación inferiores al 10 por ciento y llamando "especialmente la atención las bajas coberturas" observadas entre el personal sanitario.

   "Tenemos que incrementar el interés por evitar la gripe, en el caso de los profesionales sanitarios a través de la concienciación sobre su papel en la transmisión del virus a pacientes hospitalizados, ambulatorios o personas ingresadas en residencias que son especialmente vulnerables a sufrir complicaciones por gripe", ha apostillado el consultor senior del Servicio de Medicina Preventiva del Hospital 12 de Octubre, José Ramón de Juanes.

VACUNACIÓN CONTRA LA GRIPE

   Las vacunas estacionales utilizadas en los últimos años frente a la gripe han sido trivalentes, estas vacunas contienen dos de los virus gripales A, subtipos H1N1 y H3N2, pero solo una cepa del virus gripal B. A las autoridades sanitarias no les resulta fácil decidir cuál de las dos cepas B circulantes deben incluir en las vacunas trivalentes contra la gripe.

   Cuando la cepa de la gripe B presente en las vacunas trivalentes no coincide con la cepa B que circula de forma predominante esa temporada gripal (discordancia de cepa B), la eficacia de estas vacunas puede ser menor y la carga de la enfermedad es más elevada.

   De hecho, desde 2012, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la incorporación de las tres cepas en las vacunas trivalentes contra la gripe estacional y además aconseja sobre cuál debería ser la cuarta cepa perteneciente al linaje B para su inclusión en las vacunas tetravalentes contra la gripe.

   Por ello, en el congreso se han revisado las diferentes vacunas antigripales, destacando el valor de la primera vacuna tetravalente disponible en España, 'Fluarix Tetra', una vacuna inactivada que incluye cuatro cepas del virus de la gripe, dos cepas A y dos cepas B, como respuesta a la petición de las autoridades sanitarias internacionales de una vacuna para reducir la discordancia de la cepa B observada en las vacunas trivalentes en algunas estaciones epidémicas y así poder ofrecer una protección más amplia.

   Y es que, la utilización de una vacuna tetravalente frente a la gripe puede ayudar a obtener una protección más amplia frente al virus de la gripe al proteger también frente a las dos cepas de virus B, especialmente importante en las temporadas en que predomine esa cepa B adicional, y su utilización podría aumentar la confianza en la vacuna antigripal al incrementarse la eficacia vacunal y así disminuir el número de casos, factor muy importante para que las tasas de vacunación mejoren en el ámbito profesional y especialmente entre los profesionales sanitarios.

VACUNACIÓN DE GRIPE EN VIAJEROS

   Por su parte, la jefa de servicio de Medicina Preventiva del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, Pilar Arrazola, ha destacado la importancia de la gripe a los viajeros, especialmente en cruceros y del personal que trabaja en los mismos, así como sobre los frecuentes brotes de gripe entre los peregrinos que viajan a La Meca.

   Finalmente, los expertos han recordado que la vacunación en España es voluntaria y por ello hay que insistir en la necesidad de vacunarse. "Hay cuatro factores clave para conseguir una mayor tasa de vacunación en el ámbito laboral: compromiso, proactividad, información veraz y flexibilidad. Además, es bueno llevar a cabo campañas informativas, organizar sesiones grupales, utilizar los canales de comunicación interna en las empresas, aprovechar otros actos sanitarios y adaptarse a las necesidades individuales para promover con éxito los programas vacunales en el entorno laboral", ha zanjado la responsable de Enfermería del Trabajo del Servicio Médico de GSK, Carmen Pato.

Para leer más