31 de julio de 2015

La vacuna del ébola: Cómo funciona y cuándo debería usarse

La vacuna del ébola: Cómo funciona y cuándo debería usarse
MSF YANN LIBESSART

MADRID, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Agencia de Salud Pública de Canadá y NewLink Genetics Corporation, que fueron los encargados de la investigación inicial de la prometedora vacuna contra el ébola, llamada VSV-ZEBOV, que ha demostrado una elevada eficacia en un ensayo clínico en Guinea, con un 100% de eficacia incluso 10 días después de haberse administrada.

Posteriormente, en noviembre de 2014, la multinacional farmacéutica Merck emitió la licencia y asumió la responsabilidad de los esfuerzos para investigar, desarrollar, fabricar y distribuir la vacuna de cara a los ensayos clínicos puestos en marcha.

La vacuna combina material genético de una proteína clave de la cepa Zaire del virus Ébola, que es la que ha causado el brote en África occidental, junto con otro virus no relacionado: el VSV.

La unión de ambos componentes da lugar a un virus debilitado que no puede causar la enfermedad, pero que estimula al organismo para que genere una respuesta inmune. De esta manera, la vacuna provoca la producción de anticuerpos por parte del organismo para luchar contra la enfermedad.

"La vacuna VSV-ZEBOV funciona de una manera similar a las vacunas vivas atenuadas para otras infecciones virales", explica Mark Feinberg, director médico de Merck Vaccines.

Este experto ha destacado además la capacidad de la vacuna para provocar rápidas respuestas inmunes contra el virus tras la administración de una dosis única, lo que representa un "valioso atributo" frente a la enfermedad.

No obstante, y aunque asegura que cuando reciba el visto bueno de las autoridades reguladoras se producirán "dosis suficientes para controlar futuros brotes", recuerda que no se hará una vacunación sistemática como se hace con otras enfermedades como la poliomielitis o el sarampión.

"El ébola no es una enfermedad infecciosa común, y los brotes surgen de forma esporádica e impredecible", ha destacado Feinberg, por lo que "la vacuna probablemente será utilizada en comunidades en riesgo, dónde y cuándo sea necesario".

Asimismo, ha añadido, también es de esperar que se proporcione para ayudar a proteger a los profesionales sanitarios que atienden a pacientes infectados.

Feinberg ha recordado que un inconveniente de la formulación actual de la vacuna es que debe mantenerse muy fría, algo en ocasiones difícil en países tropicales donde la electricidad a veces escasea. Por lo tanto, los fabricantes aseguran que en el futuro será preciso trabajar para desarrollar una formulación más termoestable.

Para leer más