28 de septiembre de 2015

El uso de técnicas de imagen diagnóstica reduce los efectos secundarios en las intervenciones de tumores de próstata

MADRID, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

El uso de técnicas de imagen diagnóstica reduce los casos de impotencia e incontinencia urinaria en las intervenciones de tumores de próstata, según ha explicado la directora de las jornadas y secretaria general de la Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM), la doctora Fátima Matute.

"El avance en las tecnologías de imagen como la resonancia magnética permiten diagnosticar antes y con mayor precisión el cáncer de próstata, ayuda a decidir el tratamiento más adecuado y es una herramienta fundamental en la planificación quirúrgica, que se hará con mayor precisión y con mayores garantías de éxito", ha explicado, con motivo de la I Jornada de avances en imagen de hígado y próstata.

Matute considera que "gracias a la precisión que permiten las tecnologías de imagen, los médicos podemos utilizar técnicas menos invasivas y más enfocadas en el tumor, evitando en muchos casos efectos secundarios de estas intervenciones como pueden ser la impotencia o la incontinencia urinaria". Según los últimos datos, el 75 por ciento de los pacientes operados o irradiados terminan usando pañales por no poder controlar la micción o con disfunción eréctil.

Radiólogos de toda España se reúnen hasta este martes, 29 de septiembre, en Madrid para estudiar y debatir sobre el uso de las nuevas tecnologías en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del hígado y la próstata durante organizada por la SERAM.

Durante la jornada, que cuenta con el apoyo de la compañía Philips, los especialistas están analizando, entre otras cuestiones, las ventajas que supone el uso de la resonancia magnética para el diagnóstico precoz del cáncer de próstata, tanto para el paciente como para el propio sistema de salud.

Asimismo, los participantes están conociendo como las tecnologías de imagen médica pueden servir de guía para dirigir intervenciones como biopsias o cirugías, así como ayudar en la caracterización del tipo de cáncer y, por tanto, en la elección del mejor tratamiento y planificación terapéutica, que no siempre tiene porque ser una intervención quirúrgica.

Al respecto, el director de Diagnóstico por la Imagen de Philips, Luis Cuevas, ha destacado que desde Philips se apuesta por "ir un paso más allá para mejorar las biopsias de próstata mediante la fusión de imágenes de resonancia magnética postprocesadas con un sistema de navegación por ecografía transrectal, llamado 'Uronav'. De este modo se puede tener una imagen clara del posible tumor de forma previa a la biopsia, saber dónde se encuentra y definir la zona más activa dentro del mismo".

Para leer más