8 de julio de 2015

'Unidos por la Vida': pacientes infantiles de ayer y hoy se reúnen en LaPaz para compartir experiencias

   MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El Hospital Universitario La Paz ha organizado varios encuentros entre pacientes infantiles actuales y antiguos, profesionales sanitarios y padres de pacientes para que compartan sus experiencias y valoren la evolución del Hospital Materno-Infantil, que este año ha cumplido su 50 aniversario.

   A partir de estas reuniones, englobadas bajo el lema 'Unidos por la vida', se ha elaborado un libro, un vídeo y una exposición fotográfica que han sido presentados este miércoles. El subdirector gerente del Hospital Universitario La Paz, el doctor Javier Cobas, ha afirmado que "el Hospital Materno-Infantil de La Paz se ha mantenido siempre en la vanguardia y la innovación, siempre con una buena atención sanitaria, y eso es fruto del trabajo de los profesionales del hospital, de su dedicación y de su corazón enorme".

   Este proyecto se enmarca en el Proyecto de Humanización del hospital y ha consistido en diez encuentros entre más de 65 personas que han pasado por el hospital como pacientes, como profesionales, que todavía se encuentran ingresados o que son padres de pacientes infantiles. Los adultos que años atrás pasaron varios años ingresados han valorado principalmente el trato recibido y la gran evolución que ha sufrido el hospital.

   La ex paciente de Hemato-Oncología Pediátrica, María Quintanar, ha explicado que "un niño en el hospital vive otro mundo y para mí el otro mundo eran los médicos, las enfermeras y los compañeros de habitación", a lo que ha añadido que "los valores que se aprenden con una enfermedad así son unos valores que no se aprenden en otro sitio y te enseñan a afrontar las cosas de forma diferente".

   "Las familias tenemos en común el respeto, la admiración y el cariño al equipo médico del hospital", ha señalado la madre de un paciente infantil de Gastroenterología, Ana Romero. Por otro lado, la madre de una paciente de Oftalmología, Concha Gómez, ha explicado que "este tipo de encuentros sirven para tranquilizar a los padres de pacientes actuales porque ven que se sale, que los niños podrán hacer una vida totalmente normal e incluso que físicamente está bien, un tema que preocupa bastante".

LA FAMILIA ES FUNDAMENTAL PARA LOS PACIENTES INFANTILES

   El Hospital Materno-Infantil ha evolucionado enormemente durante estos 50 años, como ha explicado la supervisora de Hemato-Oncología Pediátrica, la doctora Herminia Ramos, que ha comentado que "se han intentado adecuar estructuras que faciliten la estancia a los padres con los hijos", además de formar al personal para que sea experto "no solo en los cuidados pediátricos sino en el trato personal con los niños", de facilitar la apertura de puertas "permitiendo estar a los niños con sus papás, que es con quien tienen que estar", y trabajando con asociaciones de pacientes y voluntarios que han colaborado para hacer más fácil la estancia de los niños en el hospital.

   Uno de los puntos que más se ha destacado es que ahora los padres pueden convivir con sus hijos en el hospital, algo que antes era muy difícil. Cobas ha señalado que actualmente han desaparecido casi todas las habitaciones compartidas y "un 70 por ciento de las habitaciones son individuales, e incluso tenemos unas habitaciones para que antes de volver a casa los padres más inquietos puedan estar con los niños ingresados unos días".

   El estado emocional de los niños ingresados es muy importante y para evitar un trastorno mayor se debe valorar la importancia de la familia. La información es clave para que familia y niños tengan una situación más fácil en el hospital. El jefe de servicio de Cardiología Pediátrica, el doctor Federico Gutiérrez ha explicado que "informar no es una cuestión puntual, es algo que se debe hacer día a día, como un proceso. Es importante también informar a los niños, porque se enteran de lo que pasa, tienen sus miedos y sus fantasmas y la forma de informarlos tiene su dificultad, pero hay que compartir la información con padres y niños".

   Esta iniciativa es parte del Plan de Humanización, que tiene como objetivo mejorar la información que se da tanto a pacientes como a familiares y hacer que los niños ingresados se encuentren como en casa. De esta forma, se intenta que el ingreso hospitalario no rompa con su vida diaria, implicando a padres y profesionales en el proceso.