16 de septiembre de 2015

La Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Inmaculada de Granada incorpora el sistema 'Eeva'

MADRID, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Unidad de Reproducción de Hospital Inmaculada de Granada ha incorporado el sistema 'Eeva', convirtiéndose en el primer centro de Andalucía y uno de los primeros de España en utilizar esta innovadora tecnología que acaba de llegar a Europa.

Gracias a su utilización, ahora resultará "más sencillo" seleccionar los mejores embriones, aumentando las tasas de embarazo y de niño llevado a casa. "Esta técnica nos permite estudiar continuamente la evolución y desarrollo de los embriones, conociendo con detalle los tiempos de división celular y otros parámetros sin perturbar su desarrollo hasta el día de la transferencia", ha comentado el director de la Unidad de Reproducción de Hospital Inmaculada, Francisco González.

Este método diagnóstico ha comenzado a comercializarse recientemente en España recientemente y ya se está utilizando en los países más avanzados en técnicas de reproducción asistida.

"Las técnicas de reproducción asistida están en continua evolución y mejora. Este hecho, tomando como ejemplo el estudio 'TIME-LAPSE', supone una mejor atención a nuestros pacientes, asociada a una disminución de la sensación de ansiedad y frustración", ha añadido González.

IMPORTANCIA DEL TRABAJO EN EL LABORATORIO

Y es que, el trabajo realizado en el laboratorio resulta decisivo en el éxito del tratamiento. Hasta ahora, los embriones se valoraban en función de su morfología gracias a fotografías tomadas cada 5 minutos en el exterior de la incubadora. Este estudio era subjetivo y la selección de unos u otros embriones podía variar según el criterio de los especialistas.

Ahora, las imágenes se captan dentro de la propia incubadora, de manera que se elimina el posible daño que se pudiese causar a los embriones. Además, la nueva tecnología complementa el estudio del aspecto de los embriones con información objetiva basada en los tiempos de división celular.

"Con esta nueva tecnología obtenemos mucha más información acerca de los embriones facilitando la decisión del embrión a transferir", ha comentado la responsable del laboratorio de la Unidad de Reproducción de Hospital Inmaculada, Paloma González.

Finalmente, y además de resultar más seguro para el embrión porque se mantienen las condiciones de cultivo, otro beneficio del nuevo sistema será la reducción de los embarazos múltiples, ya que la correcta selección ayudará a reducir los embriones a transferir.