17 de junio de 2019

El último modelo de robot Da Vinci Xi posibilita la primera linfadenectomía inguinal por vía robótica en España

El último modelo de robot Da Vinci Xi posibilita la primera linfadenectomía inguinal por vía robótica en España
MD ANDERSON MADRID - ARCHIVO

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El modelo de robot Da Vinci más evolucionada, conocido como Xi, ha permitido la realización de la primera linfadenectomía inguinal por vía robótica en España. Esta intervención, realizada en el MD Anderson Madrid y que consiste en la extirpación de los ganglios de la ingle a ambos lados en pacientes con cáncer de pene avanzado que requieren de la extirpación no solo del pene sino también de los ganglios de alrededor, suele realizarse por cirugía abierta.

"Se han descrito algunos casos de linfadenectomía inguinal por vía laparoscópica, pero nunca por vía robótica. Uno de los principales problemas que tiene la realización de esta intervención por cirugía abierta son las heridas que se forman en el pliegue inguinal y que tienen una gran morbilidad; es decir, que ocurre en un porcentaje muy elevado de los casos", explica el jefe del Servicio de Cirugía Urológica de MD Anderson Madrid y líder de esta intervención pionera, Carlos Núñez.

El experto señala que "al ser una zona muy sucia, las heridas se abren, se infectan... y, en ocasiones, pueden tardar incluso más de un mes en cerrarse". El doctor, en cualquier caso, asegura que se muestra muy satisfecho de haber podido realizar con éxito esta intervención con el robot Da Vinci, de forma que no es necesario hacer ninguna incisión cutánea inguinal, solo cuatro pequeñas incisiones de menos de un centímetro en el muslo y el paciente se va a casa sin el problema de las heridas.

La principal ventaja del último modelo de Da Vinci es precisamente la posibilidad de trabajar en espacios de tamaño muy reducido, ya que los brazos son mucho más finos y ligeros. "Esto permite una mayor movilidad sin que los brazos choquen entre sí, lo cual abre la puerta a realizar cirugías muy precisas en áreas muy pequeñas en las que antes era imposible pensar en una cirugía de este tipo", aclara el doctor.

Además, incide en que Da Vinci ofrece multitud de ventajas frente a la laparoscopia como, por ejemplo, la flexibilidad. "Permite hacer movimientos de muñeca e incluso es posible entrar en una intervención quirúrgica de lado o de atrás hacia delante, cosas que no te permite la rigidez de la laparoscopia. No es solo que la definición y la nitidez de la imagen en 3D sea mucho mejor, sino que además permite el manejo de un número mayor de brazos de los que son posibles utilizar con la laparoscopia", concluye.