25 de julio de 2014

Los traumatismos cranoencefálicos se dan más en verano por zambullidas en zonas no adecuadas para el baño

Los traumatismos cranoencefálicos se dan más en verano por zambullidas en zonas no adecuadas para el baño
ARKANGEL/FLICKR

MADRID, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

El verano es una de las épocas más propicias para sufrir traumatismos craneoencefálicos (TCE), que podrían derivar en un daño cerebral adquirido, relacionados en alguno de los casos con las zambullidas en piscinas o en el mar, cerca de zonas rocosas, según la Plataforma Española por el Daño cerebral Adquirido.

Así lo demuestran los datos de la Cruz Roja, y es que los TCE por zambullidas en zonas no adecuadas para el baño pueden ocasionar una discapacidad residual en el 50 por ciento de los casos, representando la tercera causa de discapacidad en menores de 25 años.

Otra de las causas de daño cerebral adquirido en el medio acuático son los ahogamientos. Se calcula que cada año mueren ahogadas en piscinas, playas, ríos y embalses de todo el país entre 70 y 150 personas, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Aquellos que sobreviven quedan expuestos a un daño cerebral permanente.

A este respecto, la Plataforma Española por el Daño cerebral Adquirido destaca la importancia del respeto a los consejos que ofrece el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad acerca de los cuidados durante el verano en este sentido.

Estas recomendaciones son no lanzarse al agua en zonas desconocidas, comprobar cuidadosamente la profundidad antes de sumergirse, evitar el buceo o saltar en aguas turbias donde pueden no ser visibles otros nadadores u objetos, bañarse siempre en zonas vigiladas por socorristas, respetar las banderas informativas, no zambullirse en el mar de noche, no bañarse después de haber ingerido alcohol o estupefacientes y salir del agua si se notan síntomas extraños como fatiga, escalofríos, calambres, etc.