25 de febrero de 2019

Tratar heridas sin agentes químicos favorece la cicatrización hasta en un 72%

Tratar heridas sin agentes químicos favorece la cicatrización hasta en un 72%
PIXABAY / HANS - ARCHIVO

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

Tratar heridas mediante un abordaje terapéutico sin agentes químicos favorece hasta un 72 por ciento el proceso de cicatrización, según se ha puesto de manifiesto durante el simposio 'La estrategia para la optimización del uso de antimicrobianos en heridas', organizado por Essity en el VIII Congreso de la Sociedad Española de Heridas.

"El tratamiento de una herida infectada mediante antimicrobianos debe realizarse siempre en combinación con estrategias de preparación del lecho de la herida. Sin embargo, ya se han descrito casos de resistencia bacteriana a algunos antimicrobianos no antibióticos", ha apostillado la enfermera especialista en heridas crónicas del Hospital de Alcañiz (Teruel), Silvia Blasco.

Es por ello, a su juicio, que son necesarias nuevas estrategias terapéuticas que permitan la gestión de la carga bacteriana sin este tipo de efectos adversos.

En este contexto, se ha referido a los apósitos revestidos con agentes hidrofóbicos cuyo mecanismo de acción es la interacción hidrófoba. Se trata de "un proceso físico mediante el cual las bacterias, virus y hongos de las heridas quedan atrapados en el apósito y son eliminados al retirarlo", ha explicado Blasco.

"Como las bacterias también comparten esa condición hidrófoba, cuando entran en contacto con el apósito en condiciones de humedad, se unen de forma irreversible al apósito y son retirados con este", ha indicado la enfermera. Se reduce o anula así la carga bacteriana, y quedan en la herida los microorganismos a los que sí les afecta el agua pero que son beneficiosos para estimular la cicatrización.

Por otra parte, en referencia al exudado, la enfermera ha explicado que es un proceso normal de cicatrización. "Sin embargo, un exceso del mismo puede convertirse en un problema cuando la cantidad y la composición del exudado impida o retrase la cicatrización de las heridas al dañar el lecho y la piel perilesional", ha matizado.

"Esto puede ocasionar morbilidad física y psicosocial, incrementando la demanda de recursos sanitarios. Por tanto, resulta imprescindible para un adecuado manejo de este tipo de heridas, la gestión eficaz del exudado con intervenciones locales y sistémicas adecuadas", ha subrayado la experta.

En este sentido, la correcta selección de apósitos que proporcionen ese ambiente adecuado entre humedad y absorción es "fundamental", se ha especificado, y, a este efecto, "los apósitos superabsorbentes revestidos con agentes hidrofóbicos son alternativa adecuada a los apósitos que liberan agentes químicos puesto que no sólo proporcionan ese equilibrio óptimo entre humedad y absorción, sino que también van a controlar la carga bacteriana sin riesgo de reacción química".

"El manejo de la carga bacteriana de las heridas mediante modelos que han demostrado en práctica clínica un óptimo control tanto del exudado como de la infección con una menor toxicidad favorecerán la calidad de vida del paciente y supondrán una menor carga para el sistema sanitario", ha concluido la experta.

Contador

Lo más leído