31 de agosto de 2017

Tratamientos más personalizados gracias a los avances en el mieloma múltiple

Tratamientos más personalizados gracias a los avances en el mieloma múltiple
CSIC

MADRID, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los avances terapéuticos en el mieloma múltiple han permitido detectar factores de mal pronóstico de la enfermedad, como determinadas alteraciones citogenéticas, unos avances que han contribuido a que, hoy día, sea posible administrar tratamientos cada vez más personalizados y adaptados a cada uno de los pacientes, según la jefa del Servicio de Hematología de MD Anderson Cancer Center Madrid, Raquel de Oña.

"Los avances terapéuticos de los últimos años en esta enfermedad han conseguido ampliar mucho la esperanza de vida y la calidad de vida de los pacientes con este diagnóstico, pues los resultados de eficacia de nuevos tratamientos dirigidos son muy alentadores. Por lo que es importante ser cuidadoso y valorar estas opciones siempre en el marco de ensayos clínicos controlados", ha explicado.

En este sentido, los diagnósticos por mieloma múltiple, cuyo Día Mundial se celebrará el próximo 5 de septiembre, suponen alrededor de un 10 por ciento de los cánceres hematológicos y un 1 por ciento de todos los tipos en general, afectando a entre 1 y 5 personas por cada 100.000 habitantes. Según la doctora Oña, esta es una enfermedad que suele diagnosticarse "sobre todo" en adultos de entre 65 y 75 años, pero tiende a incrementarse progresivamente debido al envejecimiento poblacional.

Además, una vez que se ha derivado al paciente al especialista de hematología, a través de los protocolos existentes, y se cuenta con un diagnóstico definido, es más fácil identificar los síntomas más frecuentes, como dolor óseo y fracturas de huesos, cansancio, debilidad, pérdida de apetito, daño en el riñón, infecciones frecuentes o sangrados. Sin embargo, de manera precoz, no existen síntomas específicos que puedan hacer sospechar un diagnóstico de mieloma múltiple.

En cuanto al tratamiento, la doctora Oña ha subrayado uno de los aspectos más "importantes": el manejo multidisciplinar del pacientes. "Resulta básica la colaboración entre distintos profesionales para poder ofrecer un mejor cuidado y tratamiento, entre los que se deben encontrar hematólogos, traumatólogos y aquellos de la Unidad del Dolor", ha concluido.