17 de junio de 2014

El traslado al nuevo HUCA finaliza "sin grandes incidencias" con 236 traslados, 348 ingresos y 1.419 urgencias

El traslado al nuevo HUCA finaliza "sin grandes incidencias" con 236 traslados, 348 ingresos y 1.419 urgencias
EUROPA PRESS

OVIEDO, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad del Principado de Asturias, Faustino Blanco, ha confirmado este martes la finalización del traslado del viejo al nuevo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), con el último convoy que ha salido entre las 12.30 y las 13.00 horas desde El Cristo a La cadellada. El proceso concluye "sin incidencias" y con un balance de 236 traslados, 348 ingresos y 1.419 urgencias atendidas, según ha apuntado en rueda de prensa.

Blanco, que ha comparecido ante los medios tras la reunión del Consejo de Gobierno junto al consejero de Presidencia y Portavoz del Ejecutivo, Guillermo Martínez, ha incidido en que el cambio de centro se está haciendo con "normalidad", teniendo en cuenta que "se está tratando con un material muy sensible: la salud de los ciudadanos".

Al respecto, ha rechazado que el traslado haya sido "caótico" y asegura que todos los servicios y sistemas implantados en el nuevo HUCA están funcionando correctamente. Asimismo, ha comentado que ante el traslado se procedió al traslado de 30 pacientes al Hospital Vital Álvarez-Buylla; 21 al Hospital Monte Naranco; 18 al del Valle del Nalón; 36 al Hospital de Jove; 55 a Cabueñes; y 78 al San Agustín.

Blanco ha puesto en valor la labor "coordinada y cooperativa" entre los profesionales sanitarios, de transporte y de seguridad durante el operativo de traslado que comenzó este pasado sábado, 14 de junio. Además, indicó que este miércoles abrirán 10 quirófanos para la actividad programada y este martes se llevará a cabo la primera cirugía compleja, de Cardiología.

"El viejo hospital forma parte de la historia, con importancia en la transformación y modernización de la sanidad española", ha remarcado el consejero, asegurando que el nuevo HUCA será relevante en el camino de la innovación para disponer de un hospital tecnológico y sin papeles en el que, junto a la atención asistencial, destaque la actividad investigadora.

Faustino Blanco, considera razonable que se hayan producido "algunos imprevistos" ante la complejidad del proceso de trasladado, pero ha incidido en que la seguridad ha estado garantizada. Para el consejero, habría que admitir "un cierto grado de tolerancia" ante algunas situaciones no previstas, reiterando que esas puntales situaciones se producen "dentro de una normalidad absoluta".

En cuanto a las instalaciones de El Cristo, ha indicado que se mantendrán el Centro Comunitario de Transfusiones y los laboratorios de investigación, como únicos servicios sanitarios, aunque también permanecerán en el viejo HUCA los almacenes y la lavandería.

MILLENIUM

Además, respecto a la plataforma informática 'Millenium' que opera en el nuevo HUCA, el consejero ha defendido su calidad testada mundialmente, con el que cuentan centros como la Clínica Mayo.

Así, ha dicho entender las dudas de profesionales ante la adaptación al nuevo sistema que implica "pasar del bolígrafo y el papel a una herramienta informática", pero ha reiterado que se trata de una herramienta "potente" para cuya familiarización los profesionales cuenta con soporte asistencial "en tiempo real" así como un aula para perfeccionamiento.

"Tenemos que tener un tiempo de sosiego y dedicación hasta tener soltura", ha pedido el consejero, instando a "no cuestionar el sistema". "Es una herramienta nueva y requiere un periodo de adaptación en tiempo real, no simulado", ha añadido.

CONECTIVIDAD

Por otra parte, Faustino Blanco ha apuntado que el nuevo centro tiene una "conectividad absoluta". "Desde Gijón a la puerta del HUCA son unos 18 minutos", dijo, confiando en el trabajo del Consorcio de Transportes (CTA) y del Ayuntamiento de Oviedo para resolver las necesidades de conexión del nuevo HUCA.