11 de diciembre de 2014

Las terapias respiratorias domiciliarias deben incrementarse para evitar el fuerte coste de la cronicidad en el futuro

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

La implantación creciente de las Terapias Respiratorias Domiciliarias (TRD) en pacientes crónicos respiratorios trae como consecuencia un importante ahorro de recursos al Sistema Nacional de Salud, porque evita la saturación de los centros sanitarios al reducir las visitas a urgencias, las hospitalizaciones y la morbilidad, según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).

Además, los especialistas señalan que las principales indicaciones para las terapias respiratorias domiciliarias (TRD) son enfermedades crónicas de alta prevalencia y gran impacto social que van a seguir creciendo en los próximos años, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o la Apnea de Sueño.

En las TRD, señalan, se agrupan todos los servicios sanitarios indicados para el tratamiento de afecciones respiratorias, soporte ventilatorio y control de los diferentes parámetros indicativos de alteraciones en la oxigenación del organismo.

"Desde el punto de vista del paciente y también de la familia o los cuidadores, la asistencia domiciliaria tiene claras ventajas, que se resumen en mayor comodidad y calidad de vida", destaca la Separ.

Esto se debe a que el paciente permanece en el domicilio con una atención "individual y protocolizada bajo la supervisión de especialistas en asistencia sanitaria, técnica o logística" explica Eusebi Chiner, neumólogo y coordinador del Año Separ.

El envejecimiento poblacional, el tabaquismo activo y pasivo, el incremento progresivo de la obesidad y la cronicidad de las enfermedades "van a hacer necesario potenciar cada vez más la atención sanitaria en el domicilio del paciente", asevera.