Las técnicas diagnósticas in vitro y ex vivo "cambiarán en poco tiempo" la especialidad de Alergología, según SEAIC

Las técnicas diagnósticas in vitro y ex vivo "cambiarán en poco tiempo" la especialidad de Alergología, según SEAIC
26 de octubre de 2018 FLICKR - ARCHIVO

MADRID, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las innovaciones en las técnicas diagnósticas in vitro y ex vivo "cambiarán en poco tiempo" la práctica clínica habitual de la Alergología, permitiendo "definir mejor el tratamiento y concretar qué casos se pueden abordar con inmunoterapia y frente a qué compuestos moleculares concretos se dirige el mismo", según han resaltado desde la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC).

Tal y como recuerdan, la especialidad de Alergología es conocida por la característica realización de pruebas cutáneas como método de cribado para la detección de alergias en pacientes susceptibles, pero la innovación en el diagnóstico de las enfermedades alérgicas "puede reducir el número de pacientes que tienen que someterse a ellas", avanzan.

Al respecto, la doctora Dolores Hernández, del Comité Organizador del XXXI Congreso Nacional de la SEAIC, ha señalado que esta técnica, "aunque sigue siendo válida", debe ser sustituida poco a poco por las alternativas que brinda el desarrollo tecnológico, y que "ya están modificando la práctica clínica habitual".

Por ejemplo, desde SEAIC indican que la aplicación de la biología molecular permite identificar qué fracción de los alérgenos es la auténticamente responsable de las reacciones alérgicas, investigar si hay biomarcadores moleculares o genéticos que indiquen el riesgo de que un paciente presente reacciones más graves o bien, de evitar riesgos ante la exposición a alérgenos analizando la respuesta mediante técnicas in vitro, como los test multiplexados, o pruebas ex vivo como el test de activación de basófilos (TAB).

"Estas pruebas, que ya se están haciendo en la práctica clínica habitual, no son análisis de laboratorio sino nuevas pruebas alergológicas y, por tanto, deben ser solicitadas, valoradas y monitorizadas por profesionales sanitarios especialistas en Alergología con suficiente conocimiento y expertos en la materia. Debemos insistir en la necesidad de su implementación, validación y extensión por el beneficio que suponen para pacientes y médicos a la hora del diagnóstico", explica la doctora Hernández.

INNOVACIONES DIAGNÓSTICAS: "MÁS CON MENOS"

El doctor Moisés Labrador, del Servicio de Alergia del Hospital del Vall d'Hebron (Barcelona), revela que estas nuevas técnicas pueden llegar a determinar de una sola vez más de cientos de alérgenos con el análisis de una pequeña muestra de sangre trabajando in vitro o ex vivo en caso de alérgenos seleccionados.

La novedad son los multiplexados, unos microchips que permiten la detección simultánea de todos estos alérgenos por medio del análisis de una pequeña cantidad de suero sanguíneo (100 microlitos). Además de usarse como cribado, permite afinar el diagnóstico y mejorar el abordaje terapéutico del paciente.

"El aumento del número de pacientes polisensibilizados y el incremento de alergias por reactividad cruzada ha reafirmado la utilidad de este tipo de pruebas. Además, se evitan pinchazos y se reducen las visitas al alergólogo, no es necesario suspender la medicación antialérgica para la realización de las pruebas (como ocurre en las pruebas cutáneas y de exposición) y es menos molesta para los niños. También se puede realizar en pacientes con enfermedades graves de la piel, como la dermatitis atópica extensa", comenta Labrador.

Todas estas innovaciones diagnósticas, asegura el doctor, son "especialmente relevantes" para pacientes pediátricos, alérgicos graves o aquellos que presentan otras comorbilidades. "En estos casos debemos pensar en las ventajas de someter a una menor exposición a los pacientes: reducción del riesgo, evitación del estrés y los pinchazos en el caso de los niños, disminución del número de visitas a la consulta, etcétera", concluye.

Contador