1 de diciembre de 2014

La tasa de sida en la región baja casi un 30% en el último año

SEVILLA, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

La tasa de sida en Andalucía ha bajado un 28,8 por ciento con respecto a 2013, acumulando un descenso que alcanza el 90 por ciento con respecto a mediados de la década de los 90, cuando esta enfermedad se convirtió en una epidemia. Este lunes se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el Sida y la Junta de Andalucía ha recordado la importancia de la prevención y de mantener prácticas sexuales seguras.

En una nota, la Consejería de Salud ha indicado que Andalucía trabaja, desde el Plan Andaluz frente al VIH/Sida y otras Infecciones de Transmisión Sexual, con estrategias encaminadas a la prevención y al diagnóstico precoz y garantizando la accesibilidad a las terapias más avanzadas. También desde el impulso a la investigación en este área y trabajando mano a mano con el movimiento asociativo.

Desde que comenzó la epidemia en 1982 y hasta el 31 de diciembre de 2013, se han notificado al Registro Nacional 12.855 casos de sida en Andalucía. Concretamente, en 2013, los casos diagnosticados de sida fueron 92, con una tasa de 1,09 por 100.000 habitantes. Ello ha supuesto un descenso del 28,8 por ciento respecto a la tasa de 2012. Por sexo, el 75 por ciento de los casos fueron hombres (69) y el 25 por ciento fueron mujeres (23).

Desde enero de 2013, Andalucía cuenta con un nuevo registro que permite realizar una vigilancia epidemiológica actualizada de las nuevas las infecciones por VIH, ya que hasta esa fecha sólo se registraban los diagnósticos de sida. Desde su implantación hasta finales de agosto de este año, se han registrado 509 casos de nuevas infecciones en Andalucía, 350 de ellas diagnosticadas en 2013.

A pesar de la complejidad de la implantación de este nuevo sistema de vigilancia, con el diseño de una aplicación informática específica y la necesaria formación e implicación de los profesionales sanitarios para la notificación, se ha conseguido registrar un 60 por ciento de los casos estimados para este periodo si Andalucía tuviera una tasa similar a la de España. Con los datos obtenidos, puede afirmarse que las características de la epidemia en Andalucía son similares a las del resto de España.

Así, en Andalucía, el 84,1 por ciento de los nuevos diagnósticos de VIH son hombres y la mediana de edad es de 35 años. Tanto en hombres como en mujeres, el porcentaje más elevado de casos se encuentra entre los 30 y 39 años, concentrándose el mayor número de personas infectadas entre los 15 y los 39 años (el 64 por ciento). La transmisión sexual supone el 84,4 por ciento de los casos.

La transmisión entre hombres es la más frecuente (el 53,2 por ciento de los casos), seguida de la transmisión heterosexual (24,6 por ciento), la relación sexual desconocida (6,8 por ciento), y la de usuarios de drogas inyectadas (3,6 por ciento). En mujeres, la vía más frecuente de contagio es la transmisión heterosexual (83,6 por ciento).

En cuanto al origen de los casos, el 21,4 por ciento de los nuevos diagnósticos de infección por el VIH se realizó en personas originarias de otros países. Al igual que en España y el resto del mundo, el diagnóstico tardío sigue suponiendo un reto para la administración sanitaria. Concretamente, en la comunidad autónoma ocurrió en el 55,4 por ciento de los casos.

El 22,2 por ciento de las nuevas infecciones presentó otras enfermedades de transmisión sexual, como sífilis (33,6 por ciento), hepatitis B (24,8 por ciento), hepatitis A o diferentes tipos de gonococia.

PREVENCIÓN Y DETECCIÓN PRECOZ

La Junta de Andalucía ha recordado la importancia de la prevención y de las prácticas sexuales seguras. La prioridad se marca, por tanto, en la juventud, que ha bajado la guardia ante las enfermedades de transmisión sexual y considera el sida como enfermedad del pasado, las parejas de hombres homosexuales, que se han convertido en el grupo más frecuente de nuevos diagnósticos por infección VIH, y los colectivos que puedan encontrarse en riesgo de exclusión, acercándoles los métodos anticonceptivos y los test de saliva y garantizándoles la accesibilidad a los servicios sanitarios y el tratamiento necesario.

El Teléfono de Información sobre Salud Sexual y Afectiva, que incluye consultas relacionadas con las infecciones de transmisión sexual y gestiona Salud Responde, es una herramienta muy útil y valorada. Desde 2.004 se han gestionado 53.736 llamadas --9.413 durante 2014, cuatro veces más que en 2013--.

Para hacer frente a un gran problema al que se enfrentan las autoridades sanitarias en todo el mundo, el del diagnóstico tardío de la infección por VIH, en Andalucía se implantó el Programa de Diagnóstico Precoz de VIH en 2008, habiéndose efectuado hasta la actualidad 20.044 test rápidos de saliva en la población, y con resultado positivo un 2,25 por ciento de ellos.

La distribución de estos test se realiza en colaboración con las asociaciones y las ONGs que trabajan habitualmente con personas con prácticas de riesgo, lo que permite sacar esta prueba del ámbito hospitalario para conseguir que las personas que están infectadas y no lo saben puedan ser diagnosticadas e iniciar cuanto antes el tratamiento correspondiente.

En este trabajo colaborativo con asociaciones y ONGs, también se distribuyen preservativos y otros métodos de prevención. Cuando finalice 2014 se habrán distribuido 1,5 millones de preservativos, 145.000 lubricantes y 65.000 Kits HSH (preservativo extrafuerte más lubricante para parejas homosexuales de hombres).

En el ámbito profesional, se han diseñado cursos de diagnóstico precoz para profesionales de atención primaria, para incorporar las recomendaciones sobre el mismo a la práctica clínica habitual.

ACCESIBILIDAD A LAS TERAPIAS

Otro objetivo del Plan Andaluz frente al VIH/Sida es garantizar que todas las personas con infección por el VIH reciban atención sanitaria en el nivel más adecuado a su situación y accedan al tratamiento más avanzado con criterios de calidad y equidad. En 2013, 16.367 personas con infección VIH recibieron terapia antirretroviral.

Asimismo, para mejorar la calidad de vida de las personas que viven con VIH, se incluye en la cartera de servicios del Servicio Andaluz de Salud la corrección de lipoatrofia facial, la reproducción asistida y el lavado de semen para parejas con uno de los miembros afectado por la infección, y el acceso a trasplantes de órganos.

También desde Andalucía se ha impulsado la investigación para continuar avanzando en la lucha contra el sida. Entre 2009 y 2013, se han financiado 24 proyectos de investigación, con un presupuesto de 951.035 euros y se han solicitado ocho patentes sobre VIH (cinco nacionales y tres internacionales).

Actualmente cuatro grupos andaluces, integrados por un total 56 investigadores de la sanidad pública andaluza, forman parte de la Red Española de Investigación en Sida RETIC-RIS.

Para leer más