16 de octubre de 2015

¿Qué es la hipertensión de bata blanca?

¿Qué es la hipertensión de bata blanca?
GETTY/SEZER66

   MADRID, 16 Oct. (INFOSALUS) -

   No se trata de ningún síndrome ni enfermedad sino más bien de una reacción de alerta o fenómeno que suele ocurrir a un gran número de pacientes al acudir al médico y pasar por la medición de la presión arterial. Los hipertensos también pueden padecer este fenómeno y ello no significa que su tensión no esté bien controlada con el tratamiento.

   Según explica a Infosalus el doctor Alejandro de la Sierra, especialista de la Unidad de hipertensión y riesgo cardiovascular del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario MútuaTerrassa, el fenómeno de bata blanca se produce cuando en la consulta médica las cifras de presión arterial del paciente son más altas que los valores tomados en casa o de forma ambulatoria.

   "Existen personas en las que se produce de forma más exagerada y esto no quiere decir que se trate de una persona más ansiosa o nerviosa. Hay personas que relatan la sensación de ponerse nerviosas cuando el médico les va a tomar la tensión pero en muchas otras esto no sucede", señala el doctor.

   El fenómeno de hipertensión de bata blanca se asocia más con características como una avanzada edad y el género femenino aunque, como aclara el médico, esto no significa que todas las personas con este perfil lo padezcan.

LA HIPERTENSIÓN EN CIFRAS

  Alrededor del 30% de los adultos españoles son hipertensos, un porcentaje que baja en los menores de 40 años y que a partir de los 60 años supera el 50%. Se recomienda que a partir de los 30 años toda persona se tome la tensión una vez cada dos años y si las cifras son altas este periodo de tiempo se acorte.

   La prevalencia de la hipertensión de bata blanca en España puede seguirse a través del Registro Cardiorisc que monitoriza a más de 200.000 pacientes hipertensos durante las 24 horas. Más de 40.000 de estos pacientes están sin tratamiento y un 30% presenta hipertensión de bata blanca, lo que lo convierte en un fenómeno muy extendido.

   "Se estima que entre un 25% y un 35% de los pacientes hipertensos presenta también una resistencia de bata blanca por el que presentan mediciones superiores a las reales en consulta y que podrían indicar que su enfermedad no está bien controlada cuando esto no es así", explica De la Sierra.

¿CÓMO DETERMINAR SI LA HIPERTENSIÓN ES REAL?

   Los médicos disponen de dos herramientas para determinar que la hipertensión del paciente es un trastorno real y no un fenómeno asociado a la consulta: la automedida domiciliaria y la medición ambulatoria. A continuación el doctor De la Sierra nos explica cómo se realizan estas mediciones y sus características:

   * Medición ambulatoria: el paciente acude al centro clínico donde se le instala un dispositivo en la cintura que cada 15-20 minutos activa un manguito de presión que infla un mecanismo colocado en el brazo y guarda en su memoria la medición de la presión arterial. Este medidor se mantiene durante 24 horas y se recomienda al paciente que lleve un diario de su actividad diurna, al día siguiente en consulta se vuelcan los datos a un ordenador.

   El método, aunque el más fiable pues permite realizar mediciones durante la noche, no es accesible en todas partes y algunos pacientes lo consideran molesto. Sin embargo, la medición a lo largo de 24 horas permite establecer el patrón de hipertensión que padece el paciente.

   En un individuo sano la tensión arterial es más elevada en las horas diurnas de actividad en contraposición a las de descanso, en las que las cifras bajan. Pero en lo referente a la hipertensión existen tres patrones típicos: hipertensión de bata blanca (sube solo al instalar y retirar el dispositivo ambulatorio), la asociada al trabajo (la tensión se eleva durante la jornada laboral y desciende al volver a casa) y la de falta de descenso nocturno (la presión es similar tanto de día como de noche).

   El patrón nocturno se asocia a una edad avanzada y falta de ejercicio físico diurno unido a sueño alterado, como la apnea del sueño y es frecuente también en pacientes con enfermedad renal o diabetes.

   * Automedida domiciliaria: se realiza durante siete días (cinco laborables y dos de fin de semana) en la mañana y a la tarde-noche, momentos en los que se realizan tres mediciones consecutivas. Los valores medios de todas estas mediciones se aproximan a los valores diurnos que arroja la medida ambulatoria.

   Se recomienda que 30 minutos antes de tomar la tensión en casa se eviten factores estresantes como realizar ejercicio físico, fumar (la nicotina produce una aceleración cardiaca) o tomar café.

   "El fenómeno de bata blanca es cuantitativamente importante y afecta también a la población hipertensa de ahí la importancia de complementar las medidas en consulta con las que se realizan fuera, ya sea con la medición ambulatoria de 24 horas o en casa", concluye el especialista.

Para leer más