21 de enero de 2015

Una subvención de trece empresas permitirá que 1.500 niños enfermos reciban la visita de 'doctora Sonrisa'

Diego resalta la "responsabilidad" mostrada por las empresas en la crisis y por el Gobierno que preside

Una subvención de trece empresas permitirá que 1.500 niños enfermos reciban la visita de 'doctora Sonrisa'
THEODORA

SANTANDER, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

Una subvención de 32.000 euros de trece empresas permitirá que una 'doctora Sonrisa' pueda seguir transmitiendo este año su ánimo y llevar alegría a unos 1.500 niños enfermos del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla.

Se trata de la iniciativa 'Risas de Emergencia', integrada dentro de 'Cantabria Responsable', el programa de Responsabilidad Social Empresarial puesto en marcha por el Gobierno regional entre las empresas cántabras.

'Risas de Emergencia' es llevada a cabo por la Fundación Theodora, con la que el Gobierno de Cantabria firmó el pasado octubre un convenio de colaboración para promover la responsabilidad corporativa de las empresas cántabras en beneficio de los programas infantiles de la organización.

Entre las empresas que han apoyado 'Risas de Emergencia' se encuentran Bosch, Teka y Smart Hospital (UTE Ferrovial-SIEC), que ejercen de patrocinadoras, y, como colaboradoras, Solvay, Grupo Tirso, Dromedario, Edscha, Aenor, la Sociedad Regional de Educación Cultura y Deporte, Sodercan, Cantur, Mare y Obra Social 'la Caixa'.

El programa ha sido presentado este miércoles en un acto en Valdecilla por el presidente regional, Ignacio Diego, y el de la Fundación Theodora, Javier Tejero, quienes han resaltado la labor que realizan los 'doctores Sonrisa', artistas profesionales que visitan a los niños hospitalizados o atendidos en los hospitales y les ayudan a "distraerse de sus preocupaciones" de su enfermedad, "canalizar sus emociones" y hacer su estancia en el hospital "más llevadera".

Al acto ha asistido, entre otros, una de estas 'doctoras Sonrisa', la llamada 'doctora Bombón', que ha opinado que hoy es un "día de celebración" y ha agradecido a todas las empresas su apoyo.

Además, y como receta a los niños, ha recomendado las vitaminas A, B y C: "abrazos, besos, caricias".

Diego ha opinado que, además de que estos 'doctores Sonrisa' hacen que los niños se sientan "más a gusto", también lo hacen con sus padres.

Precisamente, en un mensaje dirigido a estos niños enfermos y a sus familias, Diego les ha garantizado, además de tener a estos 'doctores Sonrisa', los profesionales sanitarios que les atenderán contarán con recursos a su disposición y que harán "todo lo posible" para llegar al "buen fin" de su "sanación".

En este sentido, ha recordado que "dentro de muy poco" estará a disposición de estos niños el hospital materno-infantil en el nuevo Valdecilla, con habitaciones individuales y campa de acompañante.

Además, tanto el jefe del Ejecutivo regional como el presidente de la Fundación Theodora han agradecido esta subvención de las empresas y también a los 'doctores Sonrisa' por su "impagable" labor.

Tejero ha explicado que aunque "no pueden cambiar" la "realidad dura" que viven estos niños enfermos y sus familias, sí pueden lograr que su ingreso sea "más llevadero" y que, "aunque estén en un hospital, sigan siendo niños".

A las empresas colaboradoras, a las que se podrían añadir más, Diego les ha dicho que, al sumarse a esta iniciativa, "siembran sonrisas".

RESPONSABILIDAD

El presidente regional ha aludido a la "responsabilidad social" de las empresas y ha señalado que ese mismo principio es el que les ha hecho, a su juicio, superar una situación de crisis "difícil".

Diego ha afirmado que la responsabilidad es un "gran patrimonio" del que gestiona, tanto en el ámbito privado como en el público, en el que --ha dicho-- hay que ser aún "más responsables", como, a su juicio, lo ha sido el Gobierno regional que preside (PP) al analizar "cada gasto" que se hacía y las medidas que tomaba, "escuchando a aquellos que saben más"; tomando "decisiones colegiadas" en "la medida de lo posible"; tratando de "implicar a toda la sociedad", y "gestionar cada euro como si fuera el único o el último".

Según ha defendido, ha sido esta actitud la que ha conducido a Cantabria "por el camino adecuado", el de "la recuperación".