19 de febrero de 2015

SOS Hepatitis C Asturias pide el apoyo de las instituciones para conseguir el tratamiento con Sofosbuvir

OVIEDO, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

El colectivo SOS Hepatitis C Asturias ha reclamado este jueves el apoyo de las instituciones y la sociedad para conseguir que el Ministerio de Sanidad suprima la limitación del tratamiento con Sofosbuvir a estos enfermos y que se acelere el acceso al medicamento para todos los enfermos y no sólo a aquellos que se encuentran en los estadios más avanzados de la enfermedad.

Así lo ha manifestado el portavoz de los 7 miembros del colectivo, afectados por hepatitis, Carlos Ferreiro en rueda de prensa en el Ayuntamiento de Oviedo acompañado del portavoz de IU, Roberto Sánchez Ramos.

Ferreiro, que tiene la enfermedad en su última fase (la 4), ha señalado la "necesidad" de que desde las autoridades y el Gobierno se les de una solución que "existe y nos están negando". El colectivo, que cuenta con algo más de vida, ya ha recogido 10.000 firmas para pedir el acceso del medicamento a todos los enfermos y el pasado 6 de ya presentó una proposición similar al de hoy en el Ayuntamiento de Gijón.

Según el portavoz, pocos enfermos están accediendo al medicamento debido protocolo marcado por el Ministerio de Sanidad para que le receten el Sofosbuvir, y, además el Ministerio ha establecido un techo de gasto de 125 millones de euros que daría para un máximo de 5.000 enfermos cuando hay más de 30.000 . Ha destacado también que el costo medio por paciente de este tratamiento está entre unos 50.000 y 60.000 euros, con lo que está poniendo "el beneficio económico por encima de la vida de las personas". "Una pastilla que cuesta 3 euros fabricarla se vende a un precio de 640 euros", ha añadido.

Desde el colectivo, han apuntado que "de once a veinte personas fallecen diariamente de hepatitis C y en 2014 se contabilizaron 4.000 muertos desde la aprobación por parte de Sanidad del uso del Sofosbuvir".

SOS Hepatitis C Asturias, que agrupa a afectados, familiares y amigos, mantuvo una reunión el pasado 13 de febrero con el consejero de Sanidad del Principado, Faustino Blanco, que les comunicó que desde el año 2012 hay 364 pacientes en Asturias en tratamiento por Hepatitis C. En ese sentido, Ferreiro ha señalado que los propios datos de la Consejería cifra en unos 16.000 los enfermos asturianos, una prevalencia de 1.6 por cada mil habitantes.

En la reunión, el consejero les transmitió que desde Asturias se persigue desde hace años que el tratamiento esté abierto a todo enfermo de hepatitis C, defendiendo tanto a nivel estatal como europeo la retirada de las patentes o inquiriendo en marzo de 2014 a la anterior ministra de Sanidad, Ana Mato, sobre los criterios para abordar los medicamentos, sin haber recibido respuesta.

Carlos Ferreiro ha manifestado su desconfianza en la comisión que aborda el plan nacional para la Hepatitis C porque ha expresado que aunque son profesionales, "todos tienen alguna conexión" con la industria farmacéutica.

PROPOSICIÓN EN EL PLENO DEL AYUNTAMIENTO

IU ha registrado una proposición para llevar al Pleno del Ayuntamiento de Oviedo una Declaración Institucional para respaldar la "lucha" de este colectivo, a lo que Sánchez Ramos ha mostrado su confianza en de que todos los grupos se unan a esa propuesta. "Debemos apoyar en la calle y en las instituciones" a este colectivo, ha incidido.

En esa línea, el portavoz de IU ha señalado que cualquier tema que "afecte a nuestra gente, vecinos y vecinas, no es ajeno", en referencia a posibles argumentos en contra de tratar este asunto a nivel local.

En el texto que se llevará al Pleno, además de declarar la situación de estos enfermos como de "emergencia sanitaria", se insta al Gobierno de España "a realizar los trámites necesarios, con la mayor rapidez posible, sin negociación previa con el titular de la patente, para la emisión de licencia obligatoria de Sofosbuvir, autorizando el abastecimiento del mercado interno de ese producto mediante la fabricación de genéricos, fijando un precio que sea sostenible para las arcas públicas y que garantice el tratamiento para todos los que lo necesitan según criterios científicos y de los profesionales".

También se conmina a la UE a realizar cambios en la legislación sobre patentes y se pide prohibir que se puedan establecer patentes privadas sobre productos que sean desarrollados en buena medida gracias a la labor de investigaciones financiadas por instituciones públicas, además de animar a poner en marcha una industria farmacéutica pública. En el texto se recuerda que Pharmasset, empresa que descubrió el fármaco, salió a bolsa antes de la comercialización del mismo y fue adquirida por Gilead por 11.000 millones de dólares.

Por último, también insta al Gobierno del Principado de Asturias a sumarse a estas exigencias al gobierno central.

Para leer más