30 de enero de 2019

Solo el cuatro por ciento de los pacientes con asma grave tiene controlada la enfermedad

Solo el cuatro por ciento de los pacientes con asma grave tiene controlada la enfermedad
GETTY - ARCHIVO

CÓRDOBA, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

El jefe del servicio de Neumología del Hospital Quirónsalud Córdoba, Luis Manuel Entrenas, ha explicado que "solo el cuatro por ciento de los pacientes con asma grave tiene controlada su enfermedad, mientras que entre los pacientes con asma leve esta cifra crece hasta el 19,5 por ciento, por lo que es necesario profundizar en estrategias de tratamiento que permitan establecer un mayor control de esta enfermedad crónica".

Así lo ha indicado el hospital en una nota en la que ha detallado que para abordar los tratamiento más adecuados de control del asma, el centro ha acogido una reunión científica en la que se han analizado cuestiones como la problemática diagnóstica del paciente con asma grave, el uso de las terapias biológicas en esta enfermedad y el manejo del asma grave en la vida real.

En esta reunión científica, en la que han participado junto al doctor Entrenas, el responsable de la Unidad de Asma del Complejo Hospitalario Ciudad de Jaén, Gerardo Pérez, y la responsable de esta unidad en la Agencia Sanitaria Costa del Sol, Alicia Padilla, han debatido sobre la situación actual de los tratamientos para el asma, una enfermedad crónica que afecta en España a un porcentaje entre el 5 y el 7% de la población adulta.

Así, el doctor Entrenas ha destacado que "resulta paradójico que, pese a disponer de fármacos capaces de controlar la enfermedad, existe número relativamente alto de pacientes que no alcanzan el control". Por ello, recientemente se han lanzado propuestas para redefinir la forma en la que entendemos las enfermedades obstructivas, intentando variar la estrategia de tratamiento.

En esta nueva visión, según el doctor Entrenas, es donde debe contemplarse el tratamiento con anticuerpos monoclonales, fármacos elaborados mediante ingeniería genética y dirigidos al bloqueo selectivo de mediadores de la inflamación. Su introducción en la terapia ha supuesto "una revolución en el manejo del asma grave ya que están específicamente diseñados para evitar que la enfermedad se agudice".