14 de mayo de 2015

Sólo el 20% de pacientes de Oncología recibe una pauta nutricional de su médico para el tratamiento

VALENCIA, 14 May. (EUROPA PRESS) -

Sólo el 20 por ciento de los pacientes oncológicos recibe de su médico especialista una recomendación o alguna pauta nutricional junto al tratamiento convencional pautado --quimio y radioterapia--, según se desprende del estudio realizado por el Instituto Mas Palop sobre un universo de 200 pacientes de cáncer de mama, pulmón y colón en España.

El estudio revela que los 40 pacientes que recibieron alguna indicación o pauta de los oncólogos y hematólogos que los trataban, se limitó a incrementar el consumo de verduras y frutas para facilitar las digestiones, o a fomentar la dieta mediterránea sin que se les redirigiese a un nutricionista o se les ofreciese alguna dieta específica que pudiese ayudar a paliar los efectos secundarios de tratamientos pautados de quimioterapia y radioterapia.

De hecho, y según los pacientes consultados por el Instituto Mas Palop, el 40 por ciento tenía libertad en la elección de la alimentación por indicación del médico, y sólo un 10 por ciento decidió acudir por criterio propio a un nutricionista profesional. Además, otro 10 por ciento decidió seguir los consejos obtenidos en consultas de foros de Internet y redes sociales, sin que se contrastasen con profesionales de la nutrición.

Esta situación provoca "molestias innecesarias" a muchos de estos pacientes que podrían ver reducidos los efectos colaterales de los tratamientos de la medicina tradicional en procesos oncológicos agudos mediante terapias integrativas, esto es, protocolos orientados a complementar estos tratamientos convencionales para mejorar la calidad de vida de los pacientes, según ha explicado el biólogo y asesor científico del Instituto Mas Palop, Juan Serrano Gandía.

Este especialista ha agregado que hay que comer correctamente para conservar el organismo en buena forma y la mente en plenitud de facultades, especialmente en situaciones en las que el organismo sufre tratamientos tan agresivos como la quimio y la radioterapia. En este sentido, y más allá de huir de los excesos y de los alimentos excesivamente manipulados o procesados, "es necesario recurrir a especialistas en nutrición que nos ayuden a adoptar un nuevo modelo de alimentación, de forma individual, estudiando nuestras circunstancias y constitución".

Según este asesor científico, "se ha demostrado que una alimentación adecuada ayuda a recuperar un estado de equilibrio y, por tanto, de bienestar físico, mental, emocional y social. De ahí la importancia de abordar las enfermedades crónicas y, particularmente el cáncer, de manera integrativa, tratando al paciente en su totalidad y no sólo como un organismo portador de un tumor".

Y, como ejemplo, Serrano Gandía ha recordado que en el caso de la llamada oncología integrativa, ésta no se reduce a cirugía, quimioterapia y/o radioterapia, sino que incluye otras terapias como la homeopatía, la nutrición, la acupuntura y el reiki, entre otras alternativas, que mejoran la calidad de vida.