10 de agosto de 2016

Cómo sobrevivir a las vacaciones con la pareja

Cómo sobrevivir a las vacaciones con la pareja
PIXABAY

MADRID, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

Planificar actividades y fomentar la independencia y comunicación son algunas de las claves aportadas por la psicóloga del Hospital Nisa Rey Don Jaime de Castellón de la Plana (Castellón), Ana Arechavaleta, para sobrevivir a las vacaciones con la pareja.

"En verano las parejas creen que van a pasar una 'luna de miel' porque podrán estar con su pareja las 24 horas del día sin separarse ni un minuto, realizando planes juntos, teniendo más sexo, sin discusiones, en definitiva, un plan que a priori suena encantador, pero la realidad es distinta", ha señalado.

Y es que, prosigue, en vacaciones suelen "salir a la luz" todos los conflictos que durante el resto del año se encuentran latentes, debido a la rutina diaria (principalmente por separado), el trabajo, el cuidado de la familia, el cansancio o el estrés por temas laborales.

Por tanto, es en verano o tras un periodo vacacional largo cuando estos problemas se destapan sin saber cómo solucionarlos desde un principio. "Es en este punto donde se comienzan a observar ciertos reproches, acusaciones o malentendidos", ha apostillado la experta, para recordar que, en muchos casos, la convivencia familiar en los meses de verano va más allá de la pareja y los hijos puesto que los lugares de veraneo a veces son casas familiares de abuelos en los que conviven primos, tíos y cuñados.

NO REPROCHAR Y BUSCAR SOLUCIONES

Ante esto, la experta ha destacado la importancia de respetar a todos los miembros de la casa y apoyarse en la pareja porque es la que va a "respaldar" las decisiones. Ahora bien, en el caso en el que algún comportamiento de la pareja no guste al otro, la psicóloga ha recomendado tratarlo en la intimidad, "nunca reprocharlo" y buscar una solución.

Con el fin de conseguir unas vacaciones lo más placenteras posibles, Arechavaleta ha recomendado no establecer "altas expectativas" de las vacaciones; no hacer las cosas por "agradar al otro", sino negociar y ceder con los planes; tener ratos para uno mismo y para la los dos; y evitar en la medida de lo posible el uso de dispositivos móviles.

"Siempre digo que las redes sociales están muy bien para saber sobre tu prima la de Valladolid pero no para saber sobre tu pareja. Cada vez aumentan los casos en consultas que me enseñan o me leen el 'whatsapp' para hablarme de una discusión conyugal porque no se atreven a hacerlo cara a cara. Estamos ante el mayor error. La comunicación en pareja no debe discutirse nunca bajo una red social, es una máscara llena de malos entendidos y con tonos figurados bajo nuestras propias creencias", ha zanjado.