14 de marzo de 2012

El sistema retributivo de los profesionales médicos debe cambiarse, según el presidente del la OMC

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El sistema retributivo de los profesionales médicos debe cambiarse, según ha explicado el presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), el doctor Juan José Rodríguez Sendín, quien ve necesario que se realice este ajuste porque, actualmente, "no hay diferencia retributiva entre el que trabaja bien y el que trabaja mal".

Además, ha señalado en una entrevista a RNE recogida por Europa Press, "hay que cambiar el modelo de ejercicio profesional porque tenemos un sistema centrado en el enfermo agudo cuando el 80 por ciento de los pacientes son enfermos crónicos, y hay que ir un modelo de gestión donde la responsabilidad tenga que ver con los recursos que se utilizan".

Respecto a un posible binomio entre sanidad privada y pública, ha señalado que es necesario que el médico actúe sin condicionantes en "un sistema público, equitativo, universal y pagado con impuestos". Por ello, una privatización parcial de la asistencia que se presta a los ciudadanos, entendiendo que la gestión privada ocupara la labor pública, no sería comprendido por los profesionales sanitarios.

En su opinión, lo profesionales sanitarios estarían en contra de una gestión privada movida por un ánimo de lucro, sin embargo no desecha una posible gestión privada del sistema público siempre se llegue a un consenso con los profesionales.

CONTRA LOS RECORTES DE LA CALIDAD ASISTENCIAL

Por otra parte, se ha recordado que los médicos tienen compromisos sociales y eso significa estar en contra de aquellos recortes que "afectan a la calidad de lo que se ofrece a los pacientes". Por ello, ha insistido en que seguirán con su "rebelión pacífica", a favor de su responsabilidad de trabajar contra el deterioro de la asistencia. Y, en este sentido, ha explicado que no es su labor buscar culpables de la situación actual sino denunciar en la medida de lo posible aquellas actuaciones que atenten contra el paciente y el Sistema Nacional de Salud (SNS).

En su opinión el SNS está en riesgo de deterioro, pero, ha añadido que "los riesgos cuando se detectan son evitables". "Hemos hecho el diagnóstico de que puede ser que el SNS, es la gran estrella asistencial, tenga riesgo para mantener su financiación, no tanto su sostenibilidad. Nuestro compromiso es seguir estando muy atentos para que no decaiga la atención y para que siga estando donde está", ha añadido.

Para ello, ha manifestado que cuando se habla de copago todos deben aclara a qué se hace referencia porque "las palabras confunden", y, en ese sentido, se ha mostrado en contra del copago en la asistencia por "injusto, ineficaz y temerario".

"Es temerario porque es arriesgarse a que alguien que necesita asistencia se le condicione la respuesta en función de que juzgue que tiene que gastarse un dinero; sería injusto porque probablemente quien más lo necesite no sea el que demande la asistencia; y sería ineficaz porque si se quita del copago a pensionistas y parados, ¿para qué sirve?", se ha preguntado.

En su opinión, se debe apelar al "sentido común" a la hora de hacer ajustes contables, porque "las cuentas no son suficiente cuando hablamos de salud". Por tanto, reclama que los recortes se hagan teniendo en cuenta a los profesionales. "Es necesario pactar, la profesión debe pactar con los responsables políticos para salir de la crisis", ha añadido.

Respecto al añorado Pacto por la Sanidad, prometido y comprometido en los diferentes Gobiernos, es para Sendín un deseo más que una esperanza. Sin embargo, entiende que el actual Ejecutivo sí esta en posición de llevarlo a cabo debido a su mayoría absoluta, y por tanto, entiende, "no puede valer ya la disculpa de seguir esperando para tomar determinadas decisiones".

"No podemos seguir con 17 fronteras sanitarias", ha añadido, aunque ha negado que la solución sea devolver las competencias al Estado, ha explicado que sí se debería ocupar el Ejecutivo central de tomar determinadas decisiones. "Tiene que volver lo que debe de volver", ha sentenciado, al tiempo que ha explicado que no es necesario transferir ninguna competencia, que lo que es necesario es "voluntad política", porque ya existen los mecanismos para llevarlo a cabo.

CONOCIMIENTO, NO CONSENTIMIENTO

Respecto a la modificación de la ley del aborto, en su opinión es importante que los padres "tengan conocimiento" de la intención de abortar de una hija menor, aunque, precisa, "conocimiento no consentimiento"; asimismo, "ninguna mujer española debería abortar por no tener dinero", ha explicado.

En este sentido, están a la espera de ver exactamente en qué consiste el proyecto de reforma anunciada por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, al que este lunes proponían desde la OMC que contemple ayudas económicas para evitar que las mujeres tengan que abortar por motivos económicos.

Asimismo, como ha reiterado en diversas ocasiones, desde la profesión médica se quiere que la 'píldora del día después', "independientemente de que sea segura", se suministre bajo indicación medida, además de gratuita en el centro de salud. "Lo que se pretende es que no haya abortos o los menos posibles", ha señalado, y, para ello, es necesario que "tenga acceso toda mujer que la precise".

Por otro lado, ha afirmado que "no se puede colaborar de alejar a las más jóvenes de los circuitos asistenciales clásicos del médico y la enfermera", por eso proponen que se suministre con indicación profesional, de modo que se sepa "cuántas se toma y con qué se las toma".