3 de mayo de 2019

SESPAS cree que la inclusión de la vacuna contra el meningitis B en algunas CCAA se debe a criterios políticos

SESPAS cree que la inclusión de la vacuna contra el meningitis B en algunas CCAA se debe a criterios políticos
PIXABAY

MADRID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) ha comentado que la inclusión de la vacuna contra el meningitis B en algunas comunidades autónomas se debe más a criterios políticos que científicos.

"Desde SESPAS observamos con sorpresa, que en las últimas semanas se haya focalizado el reto de la vacunación en España en torno a la meningitis y a la supuesta necesidad de incluir la vacuna frente a meningococo B en el calendario vacunal", ha dicho la organización.

A su juicio, la incorporación de las nuevas propuestas introducidas en el mercado al calendario vacunal recomendado ha de seguir criterios fundados en el análisis de su valor y de su coste utilidad desde órganos asesores libres de conflictos de interés, con la idea de que los recursos públicos deben invertirse de forma preferente en función de su rendimiento social.

En este sentido, la organización ha coincidido con el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) sobre que esta vacuna debe recomendarse de forma restringida en determinados grupos de riesgo. Por ello, prosigue, se accede a la vacunación gratuita en el ámbito hospitalario, o mediante pago directo en farmacias comunitarias.

"La reciente inclusión de la vacuna frente a meningitis B en el calendario de alguna comunidad parece basarse en otro tipo de criterios más propios del ámbito político que del científico. Tomar este tipo de decisiones en época electoral no contribuye a la confiabilidad", ha añadido.

Por tanto, SESPAS ha manifestado su adhesión a la propuesta del Ministerio de Sanidad y el CISNS de introducir una modificación en el calendario de vacunación infantil, aprobada el 14 de marzo de 2019, que afecta a la lucha contra la enfermedad meningocócica.

A su entender, esta iniciativa supone mantener la inmunización frente al meningococo C (4 y 12 meses de edad) y la inclusión de la vacuna tetravalente (frente a los serogrupos de meningococo ACWY) a los 12 años. También se ha previsto una dosis de rescate con la tetravalente a jóvenes no vacunados para administrar entre los 13-18 años de forma coordinada en todas las comunidades.

La vacunación frente a meningococo B queda recomendada para grupos de riesgo específico, situaciones de especial riesgo de adquirir enfermedad meningocócica invasiva o en casos de brote epidémico.

Al respecto de la vacunación frente a enfermedad meningocócica por serogrupo B, ha insistido en que hay documentos que aportan una valoración detallada de esta vacuna, y que recogen los estudios existente sobre su seguridad y efectividad, que ponen de manifiesto la corta duración de la protección tras la vacunación, la ausencia de protección de rebaño que pueda beneficiar a la población no vacunada, y su alta reactogenicidad, especialmente cuando se administra junto a las vacunas incluidas en el calendario.

"Estas consideraciones junto a las limitaciones actuales de los datos científicos sobre la vacuna y su elevado coste, hacen que actualmente no pueda ser considerada coste efectiva en muchos países, incluida España", ha apostillado.

CALENDARIO VACUNAL: INSTRUMENTO DE GARANTÍA DE RIGOR, SEGURIDAD Y EQUIDAD

Por otra parte, la asociación ha recordado que los calendarios vacunales deberían ser fruto ante todo del conocimiento científico con respecto al valor preventivo de las vacunas, y a su coste-utilidad, pero integran también otras consideraciones.

Aunque las diferencias entre CCAA son "pequeñas", lo cierto es que los intentos por establecer un calendario vacunal único acordado de forma consensuada entre las diversas CCAA y el Ministerio de Sanidad en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) no se consolidan a pesar de estar establecido en la Ley 33/2011 General de Salud Pública. El último intento, aprobado a finales de 2018, afronta ahora mismo la realidad de que varias CCAA han aprobado o prometido supuestas mejoras sobre el consenso adoptado.

"La diversidad de calendarios es una amenaza para la credibilidad de las estrategias de vacunación pues pone en cuestión los criterios de eficacia y coste utilidad", ha dicho SESPAS, para subrayar la necesidad de que el Ministerio y las comunidades aumenten la inversión en las estrategias preventivas y de promoción de la salud en general, y en la estrategia vacunal en particular, particularmente en Atención Primaria de Salud y Servicios de Salud Pública donde se desarrolla la mayor parte de la actividad en vacunación.

Esta inversión, apostilla, ha de permitir aumentar las coberturas vacunales de la población. "Aunque las coberturas son actualmente buenas en general en la primera infancia, decaen desde la adolescencia y debe abordarse la exclusión social, lo que hace necesario que las autoridades sanitarias implanten programas específicos de detección de bolsas de no vacunados por razones sociales (pobreza, marginación, exclusión sanitaria, etc.)", ha añadido.

Finalmente, SESPAS ha mostrado su preocupación por los casos de exclusión sanitaria que se registran aún en distintos puntos de España pese a los claros avances que ha comportado la derogación parcial del Real Decreto 16/2012; y ha avisado de que recomendaciones contrarias al calendario oficial, con gran publicidad y repercusión mediática, no contribuyen al debate sosegado y técnico, y siembran dudas entre la población con el deterioro de la estrategia de salud en su conjunto.

"Queremos contribuir al debate científico, riguroso e independiente, y en cualquier caso apoyamos la busca de un calendario único recomendado para toda España, aunque puedan darse variantes justificadas por coyunturas epidemiológicas", ha zanjado.