16 de abril de 2014

El SES aclara que está trabajando para definir el visado de anticoagulantes y antidiabéticos

MÉRIDA, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Servicio Extremeño de Salud (SES) ha aclarado que está trabajando para definir el documento de visado para la prescripción de ciertos anticoagulantes y antidiabéticos orales desde la Atención Primaria.

En este sentido, ha subrayado que el "interés" del SES es que ese documento cuente con el "consenso" de los profesionales de este nivel asistencial, para lo que indica que se ha pulsado la opinión de diversos profesionales, con el objetivo de definir qué tipo de visado habría que aplicar para su prescripción.

Dicho documento, que estará listo en "muy breve" espacio de tiempo, establece una serie de criterios homogéneos, según los cuales estos fármacos puedan prescribirse también por parte de los médicos de familia, explica en nota de prensa el Gobierno autonómico.

MEDICAMENTOS DE ESPECIAL CONTROL

Añade que estos medicamentos se han estado prescribiendo inicialmente en hospital porque requerían un "especial control" y su uso "no estaba muy generalizado", de tal forma que las autoridades sanitarias consideraron "oportuno" que este tratamiento se recetase por parte de asistencia hospitalaria.

Posteriormente, una vez que el uso de dichos medicamentos se ha "normalizado" y que se conoce "mejor" su funcionamiento, el SES ha determinado que es adecuado extender su prescripción a la Atención Primaria, motivo por el que ha estado trabajando en este necesario documento.

El SES ha desligado "completamente" este asunto de un presunto "ahorro" de costes y ha afirmado que "nunca" ha puesto en "tela de duda" la capacidad de los profesionales de la Atención Primaria, al tiempo que ha rechazado las afirmaciones en nota de prensa de las Sociedades de Medicina Familiar que apuntan hacia una restricción de derechos de los profesionales o a un aminoramiento de la calidad asistencial que reciben los pacientes.

En este sentido, ha subrayado que su "obligación" es la de "velar por el cumplimiento de la ley", salvaguardando al mismo tiempo la seguridad del paciente, por lo que debe proceder "siempre" desde la "certeza" de que existen "las máximas garantías de seguridad".