3 de diciembre de 2014

Sergio Ramos, Camacho y De la Red presentan la campaña 'Juego Seguro' para reducir la muerte súbita entre deportistas

MADRID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

El central internacional del Real Madrid Sergio Ramos, el exjugador Rubén de la Red y el exseleccionador José Antonio Camacho han presentado la campaña 'Juega Seguro', una iniciativa que tiene como objetivo poner en marcha una serie de actividades encaminadas a prevenir la muerte súbita en el deporte.

Antonio Puerta, jugador del Sevilla, falleció por de muerte súbita en 2007, tenía 23 años; Daniel Jarque, jugador del Real Club Deportivo Español, falleció en 2009, con 26 años; y Raul Alcaide, jugador de la primera regional aragonesa, de 21 años, y Alicia Fernández, jugadora junior de 16 años del Club de Baloncesto Benidorm, perdieron la vida este año también por una parada cardiorrespiratoria.

El proyecto, que lo promueve la Fundación Mapfre en colaboración con la FIFA, el Centro Médico de Excelencia FIFA Ripoll y de Prado y la Sociedad Española de Medicina de Emergencias (SEMES), forma parte del programa FIFA/F-MARC y cuenta con el apoyo de un equipo liderado por reconocidos futbolistas, entrenadores, y árbitros de primer nivel vinculados directa o indirectamente con situaciones de emergencia cardiaca.

Dentro de esta iniciativa han desarrollado una aplicación móvil disponible en español e inglés, que da a conocer los 11 pasos necesarios para intentar reanimar a un deportista cuando sufre una parada cardiorrespiratoria.

"Cuando me comentaron el proyecto, intenté ayudar y contribuir a una buena causa, que me hace sentir mejor persona. Para mí es un aténtico privilegio y dentro de todo lo malo, hay empresas que quieren ayudar a cambiar el mundo y con ganas de favorecer a la gente que realmente tiene problemas. Hay que intentar evitar que sigan ocurriendo estas desgracias", ha comentado el defensa Sergio Ramos en la presentación de la campaña.

Sergio Ramos ha declarado que vivió el tema de Antonio Puerta "muy de cerca" porque era un "amigo íntimo". "Obviamente, cuando se va la vida de un chaval tan joven sabiendo que está tan vinculado al deporte y una vida sana, te da mucho que pensar", confesó.

José Antonio Camacho destacado que la aplicación constituye una "herramienta de trabajo" donde "todos podemos salir beneficiados". "Ayer mismo venía por la noche y vi a unos niños jugando. Unos niños que no tienen una atención médica como la puede tener el Real Madrid en el partido de anoche en el que lo tienen todo para prevenir un peligro y salir adelante rápidamente", comentó el exseleccionador.

"Cualquier padre como cualquier aficionado puede usar la aplicación para evitar que una persona fallezca y no le queden secuelas para toda la vida. Lo he vivido en primera línea cuando entrenaba al Benfica y en un partido a los cuatro minutos de salir un jugador al campo, ves como cae al suelo. Y eso ocurre en un partido con todas las atenciones", ha añadido.

Camacho ha agregado que en dicho partido en Portugal, se quedó "sin saber que hacer". "Esto es importante para que todo el mundo sepa los primeros pasos y los primeros auxilios que se puedan hacer, para que no vuelva a ocurrir", ha concluido

En el acto, también estuvieron presentes Antonio Huertas, presidente de la Fundación Mapfre; Pedro Ripoll, directo del Centro Médico de Excelencia FIFA; y Efraim Kramer, director de la División de Medicina de Emergencias de la FIFA.

Huertas ha destacado que la campaña quiere servir para "concienciar a todos los actores participantes y a la sociedad en general, de la importancia de la prevención y de llevar un estilo de vida saludable".

CADA AÑO ENTRE 100 Y 120 MUEREN POR ESTA CAUSA

Según el Hospital Clínico de Barcelona, se estima que en España se producen cada año entre 100 y 120 fallecimientos por esta causa. "La atención en los primeros minutos en los que se produce una parada cardiorrespiratoria es esencial para la supervivencia de los deportistas y para la reducción de secuelas", ha explicado Huertas.

Las personas que sufren parada cardiorespiratoria y no reciben tratamiento inmediato fallecen en un 90-95 por ciento de los casos. Según los expertos, sólo hay un tratamiento efectivo para frenar la muerte súbita cardiaca y es la desfibrilación precoz.

Este procedimiento, que consiste en realizar una descarga eléctrica en el corazón, a través de un Desfibrilador Semiautomático (DESA) pretende reiniciar la actividad eléctrica del corazón. Su utilización puede salvar muchas vidas, ya que aumenta la probabilidad de que un paciente se recupere de un episodio de parada cardiaca.

De ahí la importancia de difundir entre la población las maniobras de resucitación cardiopulmonar básica y de la instalación de desfibriladores semiautomáticos en todos los lugares de pública concurrencia, y especialmente en aquellos donde se concentran actividades deportivas, polideportivos, gimnasios y campus universitarios, entre otros.