9 de diciembre de 2014

Señales para detectar el autismo

Señales para detectar el autismo
GETTY

MADRID, 9 Dic. (INFOSALUS) -

   Existen una serie de indicios que padres, pediatras y personal del ámbito educativo deben tener presentes para detectar posibles casos de Trastorno del Espectro Autista (TEA) de forma precoz, ya que cuanto antes se realiza el diagnóstico más pronto se puede intervenir y mejor es la evolución en el niño.

   El psiquiatra de Unidad de Tratamiento Médico Integral de los pacientes con autismo (AMI-TEA) del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de la Comunidad de Madrid, el doctor David Fraguas, explica a Infosalus algunas señales de alerta en el niño que nos pueden ayudar a detectar el autismo.

    "Esto no significa que descubrir una de estas señales de alerta constituya en sí una señal diagnóstica, ya que en la gran mayoría de los casos no se tratará de autismo pero sí es conveniente que se consulte con el pediatra o el personal enfermero para que se realicen las comprobaciones oportunas dentro de las evaluaciones generales de los 12, 18 y 24 meses", aclara Fraguas.

* A los 12 meses

- Ausencia de balbuceo.

- No saludar ni realizar señales.

- No reaccionar a su nombre.

- Cuando quiere algo no hace gestos vocálicos o verbales para pedirlo.

*  A los 18 meses

- Si no habla.

- No responde a órdenes sencillas como sentarse, ponerse de pie, etc.

- No comparte juegos ni tiene interés por la interacción social.

* A los 24 meses

- No dice frases de dos o más palabras.

- Repite continuamente lo que escucha en la tele o a los padres (ecolalia).

- No mira bien a los ojos, es decir, no mantiene bien el contacto visual.

- No juega de forma simbólica (jugar con algo pretendiendo que es otra cosa).

- No utiliza la imitación social (imitando las actividades cotidianas de sus padres).

- No tiene intereses sociales o compartidos (con niños o adultos).

ATENCIÓN MÉDICA INTEGRAL EN AUTISMO

   José Romo es enfermero y el gestor de casos en la unidad de AMI-TEA del hospital madrileño que lleva ya funcionando 6 años y es el referente en Madrid para los TEA, una asistencia reglada en la sanidad pública para estas personas de la que muchas comunidades autónomas carecen en la actualidad.

   El gestor de casos es un enlace vital entre padres, pacientes y especialistas, que gestiona citas, pruebas y acompaña a familiares y pacientes con TEA durante los procesos clínicos por los que atraviesan. Más de 1.700 pacientes son atendidos en AMI-TEA, una unidad de atención a la que se siguen incorporando pacientes nuevos y que ya ha realizado más de 16.000 actuaciones médicas.

   El trabajo de Romo no sólo consiste en realizar una función administrativa, que supone también un alivio para las familias, sino que además supone adaptar los recursos sanitarios existentes a estas personas facilitando a todos los profesionales de la salud implicados en su asistencia información clave sobre las peculiaridades de cada paciente y la mejor forma de comunicarse con ellos y obtener su colaboración durante revisiones y pruebas médicas.

   "La gestión personalizada es esencial para optimizar recursos y garantizar una pronta atención y los padres por fin se sienten más relajados al liberarse de la carga de citaciones administrativas", explica Romo, para quien humanizar la atención al menor o mayor con autismo y sus familias y adaptarla a cada uno de ellos es vital para que el entramado funcione.

   El hospital madrileño ha puesto en marcha además el programa 'Doctor Tea' (www.doctortea.org) cuyo objetivo es que los pacientes se familiaricen con el entorno sanitario para disminuir su angustia y ansiedad al acudir al hospital.

   En la web se pueden visualizar diferentes espacios físicos del centro hospitalario, sus profesionales, instrumentos y pruebas médicas en varios formatos: fotografías, dibujos animados, animación 3D, así como a través de filmaciones reales y varias tareas-ejercicios de práctica en formato de juego.

Para leer más