30 de septiembre de 2014

Semergen elaborado un documento para optimizar el abordaje del síndrome de piernas inquietas

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) ha elaborado un exhaustivo documento clínico sobre el síndrome de piernas inquietas y la Enfermedad de Willis Ekbom (SPI/EWE) que, entre otros objetivos, pretende mejorar el conocimiento de los médicos de Atención Primaria sobre este trastorno, así como aclarar las dudas respecto al diagnóstico, tratamiento o derivación de estos pacientes.

Para su elaboración, el Grupo de Trabajo de Neurología de SEMERGEN ha contado con el asesoramiento de un experto, el doctor Diego García Borreguero, director del Instituto de Investigaciones del Sueño de Madrid, presidente de la Sociedad Española del Sueño y presidente del International Restless Legs Study Group.

Como explica el responsable del Grupo de Trabajo de Neurología de Semergen, el doctor Enrique Arrieta, "su diagnóstico es exclusivamente clínico, y se hace mediante una cuidadosa historia clínica y exploración física y neurológica, lo que nos permite comprobar si el paciente cumple los criterios definitorios de la enfermedad".

Sin embargo, "los síntomas de SPI son en muchas ocasiones difíciles de describir para los pacientes y difíciles de identificar para los médicos, y con frecuencia se confunden con otros trastornos (problemas de sueño, trastornos circulatorios, movimientos anormales de las extremidades, dolor neuropático, etc.)".

El documento aborda desde los aspectos epidemiológicos hasta los tratamientos de elección, incluyendo también información sobre factores de riesgo, fisiopatología y diagnóstico, así como un completo pero sencillo y fácil de usar algoritmo terapéutico. Entre otros aspectos puntuales, se hace un especial hincapié en el fenómeno de potenciación (o augmentation, que la principal complicación del tratamiento dopaminérgico a largo plazo del SPI/EWE), así como en el tratamiento a seguir en pacientes embarazadas.

El SPI es un problema de salud que afecta a una parte importante de la población y tienen importantes consecuencias para la calidad de vida de los pacientes. Se trata de un trastorno neurológico que en el 65% de los casos es hereditario y que afecta a entre el 5 y el 10% de la población entre 18 y 65 años y a entre el 15 y el 20% de los mayores de 65 años.