SEIMC, SEFH y SEMPSPH reclaman más financiación e investigación para luchar contra las resistencias bacterianas

SEIMC, SEFH y SEMPSPH reclaman más financiación e investigación para luchar contra las resistencias bacterianas
12 de noviembre de 2018 GETTY - ARCHIVO

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las sociedades españolas de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), Farmacia Hospitalaria (SEFH) y de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH) han lanzado un documento de consenso en el que reclaman mayor financiación e investigación clínica para luchar contra las resistencias bacterianas.

Su texto se basa en el I Foro Multidisciplinar sobre Resistencias Bacterianas, que celebraron las tres organizaciones el pasado 22 de octubre en el Congreso de los Diputados, y recoge que, a pesar de la puesta en marcha en 2014 del Plan Nacional de Resistencia a los Antibióticos (PRAN), las infecciones por bacterias multirresistentes son "uno de los maores problemas sanitarios de España".

"España está a la cabeza del mundo en consumo de antibióticos en humanos sin razón epidemiológica que lo justifique, y se encuentra entre los primeros países de Europa en infecciones por bacterias resistentes a los antimicrobianos (incluidas las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria). Además, el Eurobarómetro revela que los españoles estamos a la cola de Europa en conocimiento sobre la función de los medicamentos antibióticos y cómo se previenen las infecciones. En España, mueren ocho veces más personas con infecciones por bacterias multirresistentes que por accidentes de tráfico", argumentan.

Entre las principales razones que favorecen el desarrollo y la diseminación de las bacterias multirresistentes, estas sociedades científicas detallan que se encuentran el uso "injustificado e inadecuado de antimicrobianos, tanto en humanos como en animales"; la "deficiente" aplicación de medidas higiénicas en hospitales y centros sanitarios; el "déficit estructural" de formación, de trabajo en equipo y de recursos materiales y humanos necesarios; y la diseminación global de bacterias multirresistentes a través del turismo, el comercio globalizado de alimentos contaminados y la migración de aves.

"Existe un déficit de formación profesional y de los ciudadanos sobre la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades infecciosas en España, que explica estos resultados y su variabilidad. A pesar de estos datos dramáticos, el impacto clínico y económico y de las
carencias y déficits existentes, las infecciones por bacterias multirresistentes no ocupan un lugar destacado en la conciencia colectiva, tampoco ocupan espacio en los medios de comunicación generalistas, no preocupan a la sociedad, no figuran como tema prioritario en la agenda política y no cuentan con financiación en los Presupuestos Generales del Estado", lamentan SEIMC, SEFH y SEMPSPH en su documento.

SOLUCIONES

Entre las soluciones que plantean, destacan que es necesario luchar contra este rproblema transversal con equipos multidisciplinares que, además, estén "motivados por objetivos comunes y dotados con los recursos necesarios". "Es urgente la financiación e implicación de la Administración a todos los niveles para poner en práctica de medidas efectivas de prevención de patologías infecciosas", reclaman.

Asimismo, ven necesario impulsar el nivel organizativo y de formación de estos equipos multidisciplinares liderados por especialistas en Medicina Preventiva, Microbiología, Farmacia, Enfermedades Infecciosas y Enfermería, tal y como establece la Unión Europea en su plan de lucha contra las resistencias.

También exigen destinar recursos humanos para que los programas de higiene y control de la infección, de diagnóstico microbiológico precoz y de optimización del uso de los antimicrobianos, formen parte de la "tarea diaria" de los profesionales de la salud.

Junto a ello, solicitan "impulsar la investigación clinica y experimental relacionada con estos problemas". Igualmente, piden mejorar la financiación para "incorporar las nuevas tecnologías para la prevención y control de las infecciones, para el diagnóstico microbiológico precoz, para la preparación y administración más segura y eficaz de los antimicrobianos y para la incorporación de los nuevos antibióticos activos frente a las bacterias".

Por último, y entre otras medidas, exigen promover campañas sociales, apoyadas por las asociaciones de pacientes y los medios de comunicación, para la formación y educación de la población general sobre la prevención de infecciones, higiene, vacunación y uso prudente de antibióticos.