11 de agosto de 2020

Un segundo confinamiento sería psicológicamente más dañino que el primero

Un segundo confinamiento sería psicológicamente más dañino que el primero
Aburrimiento, confinamiento, chica pensando. - PIXABAY - ARCHIVO

MADRID, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

Expertos de Top Doctors han advertido de que un posible segundo confinamiento por la crisis del COVID-19 podría abrir de nuevo "secuelas aún no curadas" del primero, pudiendo ser mucho más dañino para la salud mental que el primero.

"Cuando se abrió la puerta y los españoles salieron de casa, nos empezaron a llegar consultas con estados de hipocondría y comportamientos compulsivos, aprehensiones, obsesiones y miedos. Pero, de forma general, lo que nos trasladan los pacientes es su estado de agotamiento físico y psicológico", explica Marta de la Fuente Lago, psicóloga sanitaria y directora de formación del Centro de Psicología Área Humana en Madrid.

La experta explica que enfrentarse por primera vez a una situación en la que se experimenta tanta falta de control en tantos ámbitos, pone a la población en una situación de incertidumbre continuada que deriva en una angustia y desesperanza muy difíciles de manejar. En este sentido, una buena gestión del agotamiento mental y de la incertidumbre serían claves para afrontar la nueva implementación de medidas restrictivas o un posible segundo confinamiento.

La experta asegura que la población se encuentra actualmente con problemas de desregularización emocional, intentando devolver normalidad a sus vidas, y que un hipotético nuevo confinamiento, agravaría la salud mental rápidamente. "Esos efectos que sufrimos todos de forma progresiva durante el primer confinamiento surgirían más rápido y más fuertes. Nuestra resiliencia, estaría afectada por la fatiga provocada por la primera desregularización emocional", explica.

No obstante, según los datos extraídos de TopDoctors.es, hasta 7 de cada 10 de los pacientes agradecen la situación y modo en que han podido vivir durante el confinamiento iniciado en marzo, aceptando las circunstancias y llevándolas de la mejor manera posible.