22 de marzo de 2017

La sedación consciente es un eficaz antídoto contra la sensación de miedo al dentista que sufren el 49% de los españoles

La sedación consciente es un eficaz antídoto contra la sensación de miedo al dentista que sufren el 49% de los españoles
SANITAS

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

La sedación consciente es un eficaz antídoto contra la sensación de miedo al dentista que sufren el 49,1 por ciento de los españoles, según datos del Estudio de Salud Bucondental de Sanitas 2016.

La técnica de sedación consciente, que permite controlar de manera segura y sencilla las sensaciones de temor y ansiedad, es recomendable en aquellos casos en los que el miedo y el malestar son muy intensos, hasta el punto de que pueden originar reacciones adversas del pacientes llegando a impedir el tratamiento, ha afirmado la odontóloga de la Dirección Asistencial de Sanitas Dental, Patricia Zubeldia.

En el caso de los niños, la situación se vuelve más compleja porque es más difícil encontrar los argumentos para lograr su colaboración, ha indicado Zubeldia.

Existen dos técnicas posibles de sedación, por un lado inhalatoria que consiste en que el paciente respira a través de una mascarilla nasal que constituye una mezcla de gases a base de óxido nitroso. Al inhalar este gas, totalmente seguro, experimenta un estado de gran relajación y bienestar, que le permite controlar sentimientos de miedo y ansiedad, a la vez que facilita el trabajo de los profesionales de la clínica.

La segunda técnica es la intravenosa que utiliza fármacos sedantes por vía intravenosa bajo la supervisión de un anestesista. Se utiliza sobre todo en tratamientos más largos y complejos como las cirugías.

MIEDO AL DENTISTA

A pesar de que casi la mitad de los españoles sufre miedo al dentista, sólo uno de cada diez pacientes sufre mucho miedo. Por franjas de edad, un 53,9 por ciento son niños y un 50,7 por ciento adultos.

Sin embargo, el miedo irracional e intenso es poco frecuente, sólo el 11,1 por ciento de los menores y el 14,1 por ciento de los adultos afirma tener esa sensación en la consulta.

En ambos colectivos, el estudio de Sanitas indica que hasta en el 15,4 por ciento de las ocasiones la odontofobia es una causa habitual para no acudir al dentista.

El estudio realizado por Sanitas señala como principales causas del miedo las inyecciones en la boca en un 63,2 por ciento, el dolor en un 56,9 por ciento, la extracción de dientes en un 56 por ciento, los factores económicos en un 34,2 por ciento de los pacientes, las malas experiencias en un 27,9 por ciento, la brusquedad del especialista en un 23,2 por ciento y los ruidos del aparataje en un 17, 2 por ciento.

Hasta el 52,3 por ciento de los pacientes consultados ha manifestado preferir estar bajo los efectos de la sedación en determinados tratamientos. La indicación de sedación y de la técnica más adecuada debe plantearse siempre después de una exhaustiva valoración por parte del profesional y siempre con el consentimiento del paciente o familiares responsables.

Otros grupos de pacientes a los que se extienden los beneficios de la técnica son personas con discapacidad, pacientes adultos que demandan mayor comodidad, pacientes con alteraciones de movilidad, o pacientes con determinadas patologías como trastornos endocrinos, dolencias cardiacas o epilepsia.

Para leer más