7 de octubre de 2015

SECPAL afirma que el caso de Andrea se habría tratado mejor en una unidad de paliativos

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL), Álvaro Gándara, ha afirmado que el caso de Andrea, la niña de 12 años con una enfermedad neurodegenerativa irreversible a la que ha sido retirada la alimentación artificial por petición de sus padres, no habría tenido tanta polémica si hubiera sido tratada en una unidad de cuidados paliativos pediátricos.

Gándara ha señalado que "en Madrid se producen entre 90 y 100 casos como este todos los años y no salen ni trascienden a la prensa porque se tratan de una forma eficaz" y ha añadido que, "por el terrible impacto que tiene en la familia cuidar de un niño con una enfermedad neurodegenerativa, debe ser abordado desde un punto de vista multidisciplinar".

Actualmente, en España existen cuatro unidades de cuidados paliativos pediátricos en funcionamiento: en el Hospital Universitario Niño Jesús de Madrid, en el Hospital San Juan de Dios de Barcelona, en las Islas Baleares y en las Islas Canarias. Por último, el Hospital Universitario Virgen de Macarena de Sevilla también cuenta con personal formado y preparado en este ámbito.

Gándara ha explicado que no sería eficiente tener una red de cuidados paliativos pediátricos como la que ya existe de adultos, pero que sí es necesario crear "una red de referentes en cada región o autonomía, y que se apoyen mucho en Atención Primaria, con una buena formación de los pediatras".