15 de diciembre de 2014

Sanz anuncia que la Estrategia de Crónicos de La Rioja permitirá "mejorar atención de pacientes"

LOGROÑO, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha participado esta mañana en el Hospital San Pedro junto al consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto, en la presentación oficial de la Estrategia de Atención al Paciente Crónico de La Rioja.

Se trata "del principal reto sanitario al que se enfrenta nuestra comunidad en los próximos años que contribuirá, por un lado, a mejorar la calidad de la atención de los pacientes crónicos y, por otro, a lograr una mayor eficiencia en el uso de los recursos sanitarios disponibles", ha destacado Pedro Sanz.

Para dar una idea de la magnitud del proyecto que ahora ve la luz y que echará a andar el próximo 1 de febrero, el jefe del Ejecutivo regional ha señalado que "en La Rioja hay 121.000 personas que padecen alguna o varias enfermedades crónicas", es decir, prácticamente la tercera parte de la población riojana.

En concreto, se ha comprobado que, "en edades por encima de 14 años, 3 de cada 4 pacientes ingresados son personas con alguna enfermedad crónica de base. Por ello, la Estrategia nace de la necesidad real de dar una respuesta ajustada a las circunstancias de cada paciente, en el lugar adecuado y en el momento necesario".

Se trata, en definitiva, de replantear el abordaje de las enfermedades que se presentan de forma más recurrente para ajustar la frecuencia con que acuden tanto al hospital como al primer nivel asistencia; adaptar su tratamiento farmacológico, mantener en la medida de lo posible su autonomía personal y su desarrollo social y, por último, ajustar el consumo de recursos sociales y sanitarios.

Para llevar a la práctica este gran reto, la Estrategia de Atención al Paciente Crónico de La Rioja se sustenta en cinco pilares: organizar y adecuar los recursos hospitalarios a las necesidades de los pacientes crónicos; potenciar el papel de Atención Primaria y dotarla de recursos; asegurar la coordinación entre los niveles asistenciales; avanzar hacia la integración asistencial a través de la coordinación entre los sistemas sanitario y social; y promover la participación activa del paciente y del cuidador en el mantenimiento de la salud del crónico, a través de la promoción del autocuidado.

En este sentido, Pedro Sanz ha resaltado que "los profesionales sanitarios son la pieza clave para alcanzar el éxito en este nuevo modelo asistencial que ahora presentamos". Al respecto, ha subrayado que la implantación de la Estrategia de Atención al Paciente Crónico de La Rioja va a ser posible "gracias al trabajo y esfuerzo de los profesionales del Sistema Público de Salud de La Rioja", a quienes ha dedicado palabras de agradecimiento y aliento para "culminar un proceso que nos obliga a dotarnos de medios específicos y accesibles, así como a llevar a cabo un trabajo de coordinación e integración de los niveles asistenciales para alcanzar los objetivos planteados: mejorar la calidad asistencial y administrar de la forma más eficiente posible los recursos disponibles".

CREACIÓN DEL GESTOR DE CRÓNICOS

Por su parte, José Ignacio Nieto ha explicado que la Estrategia se llevará a la práctica a través del Gestor de Crónicos, una herramienta de nueva creación que nace del Gestor de Cupos (dentro del programa SELENE) y que permitirá a los facultativos de Atención Primaria tener acceso a todas las atenciones que reciban sus pacientes, con independencia de dónde y por qué otros profesionales les han sido prescritas. Al respecto, el consejero de Salud y Servicios Sociales ha señalado que "La Rioja es la primera comunidad en incorporar esta herramienta a su Estrategia de Crónicos, lo que le convierte en un elemento claramente diferenciador".

Nieto ha precisado que para alumbrar la Estrategia ha sido necesario realizar un arduo trabajo de estratificación, es decir, clasificar toda la información disponible de pacientes crónicos en grupos de similares características. Para ello se ha dispuesto de los registros médicos extraídos de las historias clínicas electrónicas tanto de Atención Primaria (con sus 20 centros de salud), como de Atención Especializada (Hospital San Pedro, CARPA, Fundación Hospital de Calahorra y Centro de Especialidades de Haro), con lo que ha quedado incluida toda la población de La Rioja.

Este prolijo estudio muestra que 143.109 personas conforman el nivel 0, correspondiente a la población considerada sana, lo que supone el 54,17 por ciento, mientras que 121.099 personas presentan una o varias enfermedades de carácter crónico, lo que representa el 43,85 por ciento de la población. (No se tiene en cuenta a la población menor de 14 años).

Ahora, los profesionales van a tener acceso a un sistema que va a permitir ubicar a cada paciente en el estrato que le corresponda a fin de estar en disposición de facilitar una respuesta común a sus necesidades.

Las enfermedades crónicas que se manifiestan de forma principal son las siguientes: Insuficiencia Cardiaca (IA), Enfermedad Obstructiva Crónica (EPOC), Diabetes Mellitus (DM), Hipertensión Arterial (HTA) y Enfermedad Renal Crónica (ERC). No obstante, la Estrategia también ha incluido otras patologías por su cronicidad o por su componente de factor de aumento de la complejidad de los anteriores, como son: accidente cerebrovascular, asma, fibrilación y flúter auriculares, cardiopatía isquémica, infarto agudo de miocardio, enfermedades del metabolismo lipídico, enfisema, obesidad, tabaquismo, hipertiroidismo e hipotiroidismo.

LA CRONICIDAD CAUSA EL 63% DE MUERTES EN EL MUNDO

Un paciente crónico es una persona afectada de forma permanente por uno o más grupos de enfermedades señalados anteriormente. Es una persona que necesita una supervisión médica constante y cuyo estado de salud se halla directamente vinculado a una correcta atención sanitaria.

La cronicidad es un proceso que se caracteriza por la larga duración de la enfermedad, la progresión lenta y continua, que en algunos casos puede ser ralentizada, y la disminución de la calidad de vida de los enfermos afectados con limitaciones funcionales y discapacidad

Según datos de la OMS, a nivel mundial, estas enfermedades crónicas fueron, en 2009, la causa del 63 por ciento de las muertes en el mundo y se prevé que para 2020 sean la causa del 73 por ciento de las muertes y un 60 por ciento de la carga de morbilidad.

Igualmente, su atención supone al menos un 70 por ciento del gasto sanitario, el 80 por ciento de las consultas totales (60 por ciento de las de AP), el 60 por ciento de los ingresos hospitalarios, más de un 35% de las visitas a los servicios de urgencias hospitalarios y prácticamente el 45 por ciento del gasto total de medicamentos.

Además, las enfermedades crónicas provocan disminución de la calidad de vida de los pacientes, siendo causa de discapacidad y situaciones de dependencia, y además responsables de muertes prematuras y deterioro de la economía familiar.