20 de septiembre de 2017

La sanidad privada tarda 2 semanas en comenzar tratar el cáncer, cuatro veces más rápidos que el máximo recomendado

Acorta el tiempo de espera para cirugías no urgentes pero crece ligeramente el de pruebas médicas

La sanidad privada tarda 2 semanas en comenzar tratar el cáncer, cuatro veces más rápidos que el máximo recomendado
EUROPA PRESS

MADRID, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los centros sanitarios privados han logrado acortar en el último año el tiempo transcurrido entre el diagnóstico y el inicio del tratamiento de los tumores más frecuentes, situándose en torno a las 2 semanas de media en 2016, lo que hace que sean cuatro veces más rápidos que el tiempo máximo recomendado.

Así se desprende de los resultados del informe RESA 2017 elaborado por la Fundación Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), que agrupa a las principales aseguradoras de salud y grupos hospitalarios que hay en España. El estudio muestra además como se acorta, un año más, el tiempo de espera para cirugías no urgentes, aunque crece ligeramente la demora para las citas con el especialista o la realización de pruebas diagnósticas.

El trabajo se ha realizado a partir de los datos de 284 centros privados, un 34 por ciento más que el año anterior, que representan ya el 73 por ciento de las altas hospitalarias de la sanidad privada y hasta una de cada cinco de todas las que se realizan cada año en España, incluyendo también la sanidad pública.

"Estamos trabajando por mejorar nuestra transparencia, y por eso cada año somos más centros y medimos más indicadores, así conseguiremos mejores resultados", ha destacado el director general de esta entidad, Manuel Vilches.

Entre los indicadores analizados en el informe incluyen el tiempo de inicio del tratamiento del cáncer por ser una asistencia que, "sin ser de urgencias, requiere una atención prioritaria que evite demoras innecesarias", según recuerdan.

Y los datos del último año muestran como son cada vez más rápidos en comenzar a tratar los tumores de mama, colon y pulmón, tres de los cuatro más frecuentes en España. De hecho, en los dos primeros ya están por debajo de las dos semanas, con 13,98 y 13,84 días respectivamente, frente a los 18,76 y 14,9 días que tardaban de media en 2015.

En el caso del cáncer de pulmón, el tiempo medio para el inicio del tratamiento es algo superior, 14,84 días de media, pero en comparación con 2015 se ha reducido en 5 días (19,88).

Y en todos ellos están "muy por debajo de las recomendaciones internacionales, que apuntan que el tiempo óptimo para empezar a tratar el cáncer no debe superar las ocho semanas", según Vilches.

ESPERA "RELATIVA" PARA CIRUGÍAS NO URGENTES

Por otro lado, el informe de este año también muestra un nuevo descenso en el tiempo medio de espera para cirugías no urgentes, que en 2016 se situó en 28,2 días de media, frente a los 29,3 del año anterior, una demora que el director general de IDIS considera "relativa" porque "quien quiere operarse en 72 horas puede hacerlo".

"Hay espacio y capacidad, pero los pacientes suelen querer acomodar la fecha de la operación a su ámbito laboral y familiar", ha insistido. No en vano, esta institución presentó hace unas semanas un plan de choque para ayudar a la sanidad pública a poner a cero su lista de espera quirúrgica antes de que acabara el año, para lo que calculaban una inversión necesaria cercana a los 1.500 millones de euros.

Sobre este tema, el presidente de IDIS, Luis Mayero, ha reclamado una "respuesta ágil" a su propuesta por parte de las comunidades autónomas, dado que "la enfermedad y la incertidumbre no deben aceptar esperas".

Por su parte, el secretario general de Sanidad, Javier Castrodeza, ha admitido que desde el Ministerio han "tomado nota" de su propuesta y se ha mostrado confiado en que "tarde o temprano" se pueda encontrar una solución a este problema, aunque las competencias en la materia corresponden a las comunidades autónomas.

MENOS DE MEDIA HORA EN SER ATENDIDAS EN URGENCIAS

Asimismo, el informe muestra como el tiempo medio de espera para la atención en urgencias sigue siendo inferior a los 30 minutos, según han observado tras analizar 4,1 millones de intervenciones.

En cambio, los datos de 2016 reflejan un ligero incremento en el tiempo medio de espera para la citación de pruebas complementarias, para lo que han analizado las principales técnicas de diagnóstico por imagen.

Así, en el caso de las mamografías se ha pasado de 8,2 a 10,01 días de espera media, en las resonancias magnéticas de 6,9 a 8,6 días y en las tomografías axiales computarizadas (TAC), de 4,7 a 6 días.

Por otro lado, el informe ofrece otros datos que avalan la resolución asistencial de la sanidad privada, como los porcentajes de retorno a urgencias en las 72 horas siguientes al alta por el mismo diagnóstico, que se cifra en un 3,4 por ciento; o los reingresos en hospitalización al mes del alta, que están en un 3,4 por ciento.

Además, se han incorporado nuevos indicadores de mortalidad que muestran unos elevados ratios de supervivencia al alta por infarto agudo de miocardio (94,4%), insuficiencia cardiaca (96%) o ictus (86,7%), en línea con los valores registrados por los observatorios de la sanidad pública en Cataluña y Madrid.

Para leer más