12 de junio de 2019

Salud y Familias refuerza la asistencia sanitaria durante el Plan de Prevención de las Altas Temperaturas

Salud y Familias refuerza la asistencia sanitaria durante el Plan de Prevención de las Altas Temperaturas
JUNTA

SEVILLA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Salud y Familias, a través de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, ha puesto en marcha el Plan de Prevención de las Altas Temperaturas, que está activado desde el 1 de junio y que se desarrollará hasta el 15 de septiembre, y que busca "minimizar los efectos del calor sobre la salud de la población".

Con especial atención a los colectivos más vulnerables, según ha explicado este miércoles el director general de Salud Pública, José María de Torres, la población diana de este programa son las personas mayores de 65 años, los enfermos crónicos, las personas que toman un medicamento que pueda influir en la adaptación del organismo al calor, como psicotropos, antidepresivos, hipotensores y diuréticos, así como los niños y lactantes y quienes realizan actividad física expuestas al sol".

En un comunicado, la Junta ha apuntado que entre los objetivos del plan se encuentran evitar los golpes de calor y la insolación y el agravamiento de las patologías de las personas en una situación de salud delicada. Los ciudadanos pueden obtener información y consejos para prevenir los efectos del alza del termómetro a través de la aplicación de Salud Responde o el servicio 'Ventana Abierta a la Familia', que funciona mediante el envío de mensajes vía SMS, correo electrónico o a través de la aplicación de Salud Responde. Además, Salud y Familias ha activado en la web de la Consejería la sección 'Verano 2019: Cuida tu salud', en la que la ciudadanía podrá encontrar recomendaciones en relación a las altas temperaturas.

Una de las novedades de la campaña de este año es que la web de Verano y Salud 2019 ('www.veranoysaludandalucia.es') también recopila consejos sobre la exposición a las radiaciones solares y una adecuada protección de la piel, sobre el correcto uso y conservación de los alimentos, las precauciones a tomar en caso de utilizar la bicicleta en verano y realizar actividades físicas al aire libre, así como recomendaciones a tener en cuenta los días de playa y los que se pasen en el campo y en la sierra.

El espacio dedicado a los cuidados frente al calor en personas mayores recoge recomendaciones para hacer frente a las altas temperaturas en el caso de personas mayores. En este apartado también se hace un enlace a la plataforma de fomento del envejecimiento saludable 'www.enbuenaedad.es', puesta en marcha el pasado año, para ofrecer información específica dirigida a las personas mayores sobre cuidados de salud, bienestar emocional, alimentación y actividad física y recomendaciones de seguridad.

En el plan contra el calor es importante la labor que realiza la Atención Primaria, porque como ha recordado el director general de Salud Pública, "ofrece información que se ofrece a la población general, identifica a los pacientes de riesgo para su inclusión en el plan de seguimiento telefónico de Salud Responde, intensifica las visitas domiciliarias de nuestras enfermeras de enlace y de familia y los talleres de formación a profesionales de los centros residenciales".

Otro pilar de la asistencia estival es Salud Responde, que en 2018 se realizó el seguimiento telefónico de 12.691 personas y que entre el 1 de junio y el 15 de septiembre hizo 8.638 llamadas de seguimiento a pacientes frágiles.

INFORMACIÓN METEOROLÓGICA

Con los datos que ofrece la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), la Consejería determinará la previsión de las temperaturas máximas y mínimas para los cinco días siguientes, de forma que definirá los niveles de alerta en cada provincia, que son amarillo (si los umbrales máximos y mínimos se van a superar uno o dos días), naranja (si se van a sobrepasar en tres o cuatro días) o rojo (si las altas temperaturas se prevén para cinco días).

Entre el 1 de junio y el 15 de septiembre de 2018 se activaron 42 alertas que afectaron a seis provincias a lo largo de 25 días. En cuanto a niveles de alerta, 13 fueron de nivel amarillo, 13 fueron de nivel naranja y 16 de nivel rojo. Las provincias de Granada y Jaén fueron, un año más, las más afectadas con 25 y 11 activaciones de alerta por temperaturas excesivas, acumulando entra ambas un 85,7 por ciento del total.

En comparación con años anteriores, el número de alertas por altas temperaturas ha sido el más bajo desde 2015, año en el que se introdujo el cambio en la definición de los umbrales de temperatura. Como viene ocurriendo desde 2015, Granada y Jaén acumularon un porcentaje de alertas por altas temperaturas muy superior al resto. Por el contrario, en Almería y Málaga no se activó ninguna alerta.

El número de días con temperaturas observadas máxima y mínima superiores a los umbrales en alguna provincia fueron un total de 15, un número bastante inferior a los registrados en años anteriores, en los que se han superado los 40 días de temperaturas extremas. A diferencia de lo que ocurre con las temperaturas previstas, la provincia que registra mayor número de días con temperaturas observadas por encima del umbral fue Jaén con 12 días, aunque también con una cifra muy inferior a lo ocurrido en años previos

Entre el 1 de junio y el 15 de septiembre de 2018 se atendieron un total de 1.222.388 urgencias tanto en centros hospitalarios de Sistema Sanitario Público de Andalucía (SSPA) como en hospitales concertados de acuerdo con la información aportada por las delegaciones territoriales de Salud. De éstas, 44 fueron diagnosticadas como golpe de calor y 308 por otras patologías relacionadas con el calor (agotamiento, síncope o calambres).

En cuanto a la distribución por provincia de las urgencias diagnosticadas como golpe de calor varían desde los cero casos en Huelva a 16 en Cádiz (un 36,4% del total), con una distribución similar a la de años anteriores. Sobra las urgencias por otras patologías relacionadas con el calor, Granada registró un número de casos muy superior al resto de provincias: 155 de las 308 lo que supone un 50 por ciento del total.

Los centros de atención primaria del sistema sanitario público, durante el periodo de activación del plan, atendieron un total de 1.937.432 urgencias, 338 diagnosticadas como golpe de calor y 293 se debieron a otras patologías relacionadas con el calor (agotamiento, síncope o calambre). Por provincias, a diferencia de las urgencias por golpe de calor atendidas en hospitales, Granada es la provincia con menos urgencias de este tipo (un 4% del total) mientas Málaga y Sevilla, con 66 (19,5%) y 76 (20,5%) casos respectivamente, registraron el mayor número.

La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) registró un total de 13.390 urgencias atendidas entre el 1 de junio y el 15 de septiembre de 2018, de las que 2 se debieron a un probable golpe de calor y otras 23 a otras patologías relacionadas por el calor. Los dos casos probables de golpe de calor se produjeron en las provincias de Almería y Jaén el mismo día, el 07/08/2018, siendo éste uno de los días con temperatura observadas por encima de los umbrales en varias provincias de Andalucía. En cuanto a las atenciones por otras patologías relacionadas con el calor, se observa una disminución respecto al verano de 2017 en el que se registraron un total 43, lo que supone un 46,5 por ciento menos.

Entre el 1 de junio y el 15 de septiembre de 2018, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía no registró ninguna defunción con diagnóstico confirmado como golpe de calor.

Contador

Lo más leído