4 de junio de 2015

¿Qué sabes sobre los chequeos médicos?

¿Qué sabes sobre los chequeos médicos?
GETTY//DIGITAL VISION.

MADRID, 4 Jun. (INFOSALUS) -

   Aunque muchos trabajadores están acostumbrados a pasar por la consulta médica una vez al año como una actividad rutinaria intrascendente, lo cierto es que la práctica de los chequeos médicos constituye una herramienta de prevención para la salud en el entorno laboral, de la que merece la pena saber un poco más.

LA IMPORTANCIA DE LOS CHEQUEOS MÉDICOS

   Según explica a Infosalus el doctor José Manuel Gómez, director del Área de Medicina del Trabajo de Prevención Fremap, los reconocimientos médicos en el entorno laboral están basados en pruebas específicas en función de los riesgos a los que está expuesto el trabajador.

   "Habitualmente se incorporan algunas pruebas básicas para conocer mejor el estado de salud de un trabajador como pueden ser un análisis de sangre y de orina, electrocardiograma, espirometría, audiometría, control de la visión o de la tensión arterial", señala el doctor Gómez.

   Estos reconocimientos se realizan para valorar la influencia de los riesgos del trabajo en la salud del trabajador, diagnosticar lo antes posible los daños a la salud que se puedan producir por dichos riesgos y valorar la aptitud del trabajador para el puesto de trabajo.

7 PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE LOS CHEQUEOS MÉDICOS

   El portavoz de Prevención Fremap contesta para Infosalus a algunas de las cuestiones más importantes sobre los chequeos médicos en el entorno laboral:

   1. ¿Qué estipula la legislación vigente en cuanto a los chequeos? ¿Son siempre obligatorios?

   Según la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, los empresarios tienen la obligación de ofrecer a sus trabajadores la vigilancia periódica de su salud en relación a los riesgos a los que están expuestos en su puesto de trabajo. Para los trabajadores es voluntaria la aceptación de dicha vigilancia, excepto en algunos supuestos recogidos en dicha norma, como por ejemplo cuando hay riesgo para terceras personas o alguna norma así lo indica.

   2. ¿Qué diferencias existen con el certificado médico solicitado en muchos trabajos al comenzar?

   Los resultados de la vigilancia de la salud requieren siempre de una comunicación al empresario en términos de aptitud para el puesto de trabajo. Dichos informes de aptitud tienen que ser realizados y emitidos por un Médico del Trabajo.

   3. ¿Qué tipos de chequeo existen?

   Según se recoge en el RD 39/1997, en su art 37.3.b los exámenes de salud pueden ser: iniciales, por cambio de tareas con nuevos riesgos, tras una baja prolongada y periódicos.

   Prevención Fremap ofrece, además, un reconocimiento médico más completo para directivos de empresas que están sometidos a una mayor tensión y responsabilidad en sus puestos de trabajo denominado "Executive".  Además de una exploración física más exhaustiva se incluyen otras pruebas como la de esfuerzo, la ecografía abdominal, colonoscopia, un informe ginecológico completo para las mujeres, el análisis de PSA para los hombres o una valoración del estado de salud mental, entre otras muchas.

   4. ¿Qué grado de confidencialidad tienen sus resultados?

   Los resultados de los exámenes de salud son absolutamente confidenciales y sólo los conoce el interesado, mediante un informe escrito con todos los resultados e interpretación de los mismos realizado por el médico que lo realiza.

   Al empresario solamente se le informa en términos de aptitud o no aptitud para el puesto, incluyendo o no recomendaciones que mejoren las condiciones del puesto de trabajo, de cara a una mejor protección de la seguridad y la salud del trabajador o proponiendo cambios en las tareas a realizar por el trabajador que garantizan su seguridad.

   5. ¿Cuál es la diferencia entre mutua y sociedad de prevención?

   Las sociedades de prevención son servicios de prevención, es decir, empresas cuya actuación, como su propio nombre indica, se dedica a la prevención y que desarrollan actividades orientadas a mejorar la salud y la seguridad de los trabajadores, desde el ámbito de la Medicina del Trabajo y de la Prevención Técnica, tal y como se recoge en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y el Reglamento de los servicios de prevención.

   Su origen está en las mutuas de accidentes de trabajo, que iniciaron su actividad como servicios de prevención y en 2005 realizaron una segregación de esta actividad creando las sociedades de prevención.

   Las mutuas son agrupaciones de empresarios, que actúan como entidades colaboradoras de la gestión de la seguridad social, gestionando las contingencias laborales (asistencia, tratamiento y rehabilitación en caso de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales), así como la gestión de la prestación económica en caso de Incapacidad Temporal por enfermedad común y las prestaciones de riesgo de embarazo.

   6. ¿Por qué deberíamos pasar por un chequeo médico?

   Hacer revisiones periódicas de nuestro estado de salud permite detectar precozmente algunas enfermedades, que pueden ser curadas con los tratamientos adecuados. Además, podemos corregir hábitos de vida que no son adecuados para nuestro estado de salud y que pueden originar enfermedades en un futuro.

   En el mundo laboral es necesario, y a veces obligatorio, realizar exámenes de salud para conocer la influencia que los riesgos del trabajo tienen en la salud de los trabajadores, evitar daños a la salud de la forma más precoz posible y valorar la aptitud del trabajador para dicho puesto.

   7. ¿Qué falsas creencias existen sobre los chequeos médicos?

   Hay quienes piensan que un chequeo médico es un mero trámite y, sin embargo, puede ser muy beneficioso para preservar nuestra salud y detectar a tiempo una enfermedad. Lo importante en ese examen de salud es que esté bien orientado a los objetivos que persigue y se realicen las pruebas adecuadas a ese objetivo.

   No vale cualquier chequeo para cualquier cosa ni cualquier médico para cualquier examen.

   Los resultados de los exámenes de salud, como de cualquier actuación médica, sólo se entregan al paciente o trabajador, en este caso. Los datos sanitarios son personales y confidenciales, y forman parte de la relación médico-paciente, y no se pueden trasladar a otras personas, sin la autorización expresa del interesado. El trabajador/paciente es el sujeto del examen de salud y quien debe recibir los resultados, ya que son en su beneficio. La empresa como recoge la ley, sólo puede recibir información en términos de aptitud para el puesto de trabajo.