20 de enero de 2015

El riesgo de infarto o ictus aumenta tras ser hospitalizado por neumonía

El riesgo de infarto o ictus aumenta tras ser hospitalizado por neumonía
FLICKR//SCOTT FELDSTEIN

MADRID, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las probabilidades de sufrir un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular o ictus aumentan significativamente en aquellas personas que han sufrido una neumonía y han requerido ser hospitalizados, según los resultados de un trabajo publicado este martes en el 'Journal of the American Medical Association' (JAMA).

"Alguien hospitalizado por neumonía se debe considerar en mayor riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular", sentencia el autor principal del trabajo, Vicente Corrales-Medina, médico e investigador de enfermedades infecciosas del Hospital de Ottawa, en Ontario, Canadá, y profesor asistente de la Facultad de Medicina de la Universidad de Ottawa.

"Esto significa dos cosas. Primero, proporciona otra razón para hacer todo lo posible para prevenir que se produzca la neumonía en la comunidad, a través de la vacunación y la higiene básica de las manos, por ejemplo. Esto es especialmente importante para las personas mayores y los individuos con otros factores de riesgo de enfermedad cardiovascular, como la diabetes, el tabaquismo y el colesterol alto", explica.

"En segundo lugar, una vez que se ha producido la neumonía, los médicos deben desarrollar una plan de cuidados que tenga en cuenta que estos pacientes son más propensos a desarrollar la enfermedad cardiovascular en las semanas, meses y años tras su recuperación de esta infección", agrega el Corrales-Medina. "Estas medidas podrían incluir la detección y estrategias de prevención primaria de la enfermedad cardiovascular", aconseja.

Aunque otros estudios han hecho la conexión entre la hospitalización por neumonía y las enfermedades cardiovasculares, éste es el primero en analizar sólo a pacientes con neumonía sin antecedentes de enfermedad cardiovascular, teniendo en cuenta también el efecto de otros factores de riesgo cardiovascular establecidos. Al hacerlo, sus resultados indican fuertemente que la hospitalización por neumonía se debe considerar como un factor de riesgo para la enfermedad cardiovascular en el futuro.

Este trabajo utiliza registros de 3.813 personas de dos estudios comunitarios de salud, ambos con sede en Estados Unidos: en uno participaron mayores de 65 años y en el otro, personas de 45 a 64 años. El estudio que se publica este martes en 'JAMA' analizó los datos de salud de 1.271 pacientes con neumonía en comparación con 2.542 pacientes de control (emparejados por edad) durante un periodo de diez años.

Los resultados mostraron que estos pacientes con neumonía tenían un nivel elevado de riesgo de enfermedad cardiovascular en la totalidad de los diez años, con el riesgo más alto experimentado durante el primer año.

Por ejemplo, en el grupo de 65 años y más, un paciente de neumonía presentaba cuatro veces más probabilidades de desarrollar la enfermedad cardiovascular en los primeros 30 días tras la infección mientras que en el décimo año, tenía un poco menos del doble de probabilidades de desarrollar enfermedad cardiovascular.

El riesgo en diez años de desarrollar enfermedad cardiovascular para una mujer de 72 años de edad con dos factores de riesgo cardiovascular (hipertensión y tabaquismo) aumenta del 31 al 90 por ciento si es hospitalizada por neumonía.

Los resultados del grupo de 45 a 64 años mostraron que el riesgo fue mayor en los dos primeros años, pero no creció en forma significativa después, de forma que un paciente con neumonía en este grupo tenía 2,4 veces más de probabilidades de desarrollar la enfermedad cardiovascular en los primeros 90 días después de la infección.

El doctor Corrales-Medina está centrado actualmente en tratar de determinar qué mecanismos biológicos son responsables de este mayor riesgo de enfermedad cardiovascular después de la neumonía, con el fin de desarrollar terapias para prevenir la posterior aparición de la patología del corazón.