30 de marzo de 2015

La RIC destina su dinero a contratar a investigadores jóvenes

MADRID, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La Red de Investigación Cardiovasclar (RIC) ha destinado parte del dinero recibido a contratar durante dos años a las jóvenes investigadoras Carolina Gálvez-Montón y Candelas Pérez del Villar, permitiéndolas así tener una cierta estabilidad profesional basada en tener su propia línea de trabajo de investigación.

   "No se cambia ni se avanza con opiniones, sino con ejemplos. El que la redistribución de los fondos de coordinación de la RIC haya permitido la concesión de 2 contratos para jóvenes especialistas o doctores durante dos años, es uno de los logros más importantes de la red desde su existencia y un ejemplo que, desde la modestia, debería estimular a nuestra propia organización y a nuestros dirigentes a seguir luchando en este frente", ha señalado el coordinador de la RIC, el profesor Francisco Fernández-Avilés.

   El proyecto de Gálvez-Montón, que desarrolla su actividad en el Instituto de Investigación Germans Trías i Pujol en Barcelona, consiste en avanzar en una medicina personalizada que permita afinar en el pronóstico de cómo evolucionará la insuficiencia cardíaca crónica en cada paciente según diferentes biomarcadores, unos clásicos y otros no tan estudiados.

   Sin embargo, el proyecto de Pérez del Villar, que desarrolla su actividad en el Hospital Gregorio Marañón en Madrid, se centra en la caracterización de la función diastólica en pacientes con insuficiencia cardiaca y fracción de eyección normal y en la aplicación de técnicas de imagen dirigidas al estudio de la dinámica de fluidos intracardiacos.

   Los dos proyectos destacan por su carácter traslacional, es decir, por las posibilidades de ser utilizados en la práctica médica diaria, según ha afirmado el director de formación de la RIC, el profesor Javier Díez.

   Por último, coordinador de la RIC ha recordado que el presente de la investigación cardiovascular española exige rentabilizar al máximo el tejido asistencial. Además ha afirmado que "no habrá fututo si no somos capaces de introducir en dicho sistema estructuras de investigación básica y tecnológica que, junto con la investigación clínica, transformen a nuestro sistema nacional de salud en una plataforma de investigación cardiovascular sostenible y competitiva".