13 de enero de 2015

Resonancia magnética, alternativa menos invasiva que la biopsia

Resonancia magnética, alternativa menos invasiva que la biopsia
HOSPITAL UNIVERSITARIO DE SAN SEBASTIÁN

MADRID, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Las imágenes con resonancia magnética en el diagnóstico del hígado graso no alcohólico son menos invasivas y más económicas que la extracción de una muestra de tejido a través de biopsia, según un estudio llevado a cabo por en el Hospital Universitario de San Sebastián publicado en la revista 'BMC Medicine'.

  El hígado graso no alcohólico es una enfermedad causada por la acumulación anormal de lípidos en las células del hígado, señalan desde el centro. Debido a la obesidad, su prevalencia es cada vez mayor en los países desarrollados, y es que se calcula que afecta a un 30 por ciento de la población occidental.

   Según destacan, el procedimiento por biopsia "se trata de una técnica invasiva, cara y sujeta a una evaluación visual que puede variar en función del sujeto que lleve a cabo el análisis". Sin embargo, tras el estudio, se comprobó que la resonancia magnética era un método "menos agresivo para el paciente y sin reacciones adversas asociadas que la biopsia hepática". Además, como forma de medición de la concentración de triglicéridos en el hígado, "ahorra tiempo y recursos el sistema sanitario", agregan.

   La investigación, en la que colaboró Philips y que incluyó a 129 pacientes adultos de una media de 50 años, estudió el potencial de las imágenes de resonancia magnética ('magnetic resonance imaging MRI') para cuantificar y controlar la concentración hepática de triglicéridos en seres humanos.

   Así, comparó los datos obtenidos en mediciones de la cantidad de grasa obtenida en el hígado mediante resonancia magnética, biopsia hepática (valoración semicuantitativa) y medición bioquímica de la concentración hepática de triglicéridos, conocida como método Folch.

   Los resultados, explican, constataron que los datos obtenidos a través de la resonancia magnética se correlacionaban "positivamente" con aquellos obtenidos a través de la biopsia hepática y aún más con los obtenidos a través del método Folch, con lo que "pudo desarrollarse una nueva ecuación para predecir la concentración hepática de triglicéridos".

   El estudio fue coordinado por los doctores Luis Bujanda, Raúl Jiménez- Agüero, José Ignacio Emparanza y Jesús Bañales, del Instituto de Investigación biodonostia y del Hospital Universitario Donostia, en colaboración con José María Alustiza, del Servicio de Osatek.

Para leer más