La resistencia a los antibióticos aumenta la recaída en infecciones del tracto urinario, según estudio

La resistencia a los antibióticos aumenta la recaída en infecciones del tracto urinario, según estudio
30 de octubre de 2018 GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / MATTEO GIRELLI

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los pacientes con infección del tracto urinario resistente a los medicamentos presentan más probabilidades de tener una recaída de su infección y de que se les recete un antibiótico incorrecto, según revela un estudio publicado este martes en la revista 'Infection Control & Hospital Epidemiology', editada por la Society for Healthcare Epidemiology of America.

"Este estudio se suma a la evidencia de que las bacterias resistentes a los medicamentos son un problema cada vez mayor, incluso en pacientes que tienen algo aparentemente sin complicaciones, como una infección del tracto urinario. Estas infecciones resistentes a los medicamentos son difíciles de tratar, y nuestro estudio muestra que las recaídas son comunes. Este es un hallazgo alarmante, y las intervenciones para frenar la resistencia a los antibióticos son urgentemente necesarias", reclama Judith Anesi, autora principal del estudio e investigadora en el Sistema de Salud de la Universidad de Pennsylvania (Estados Unidos).

Los investigadores analizaron los registros de 151 pacientes adultos de la Universidad de Pennsylvania que fueron atendidos en urgencias, consultas privadas o dentro de los tres días posteriores a la hospitalización y cuyos cultivos de orina dieron positivo para enterobacterias resistentes a los antibióticos, centrándose en los pacientes cuyas infecciones comenzaron fuera del ámbito de la salud.

Específicamente, las bacterias eran resistentes a las cefalosporinas de espectro extendido, una clase de antibióticos comúnmente utilizados para tratar infecciones bacterianas. Esos pacientes se compararon con 151 pacientes similares cuyas pruebas de laboratorio mostraron formas no resistentes de la bacteria.

Los investigadores encontraron que aquellos con la forma resistente de la bacteria tenían más probabilidades de experimentar peores resultados clínicos que el grupo de control. Además, más de la mitad de los 302 pacientes en el estudio no recibieron un antibiótico apropiado dentro de las 48 horas posteriores al cultivo de orina, mientras que aquellos con una forma resistente de la bacteria tenían más probabilidades de obtener el antibiótico incorrecto al principio. Los pacientes cuyo cultivo de orina se obtuvo en urgencias tuvieron más probabilidades de recibir el tratamiento adecuado desde el principio.

Incluso cuando los pacientes recibieron inicialmente un antibiótico que sería efectivo para las bacterias identificadas en el laboratorio, los pacientes con bacterias resistentes continuaron teniendo síntomas o tuvieron que ser tratados nuevamente por la misma infección en una semana.

Los autores apuntan que otras explicaciones de los malos resultados observados en aquellos con una bacteria resistente incluían las posibilidades de una mayor virulencia de los organismos resistentes, factores no medidos que predisponían a estos pacientes a peores resultados, o infecciones basales más graves.

Contador