26 de mayo de 2015

Recomendaciones para evitar la otitis estival tras un baño

Recomendaciones para evitar la otitis estival tras un baño
PRESIDENTE DEL GRUPO FEDERÓPTICOS Y AUDIOCENTRO

MADRID, 26 May. (EUROPA PRESS) -

   La otitis es una infección del oído provocada por unos gérmenes que encuentran en el conducto auditivo externo la humedad que necesitan para proliferar. Evitar esa humedad es fundamental para no sufrir la inflamación del oído y, por ello, Eduardo Ladrón de Guevara, presidente del Grupo Federópticos y Audiocentro, recomienda el uso de tapones a medida para el baño, justo ahora que empieza la época de verano y más se disfruta de las piscinas, ríos y playas.

   "Debemos evitar la aparición de otitis recurrentes cada verano que, a la larga, pueden derivar en problemas de audición permanentes", asegura el especialista, quien recomienda extremar las medidas de prevención, sobre todo en los casos de los niños.

   El principal síntoma de la otitis es un fuerte dolor en la zona y, si la infección progresa, se puede llegar a producir supuración. En determinadas ocasiones, la otitis puede llegar a provocar pérdidas de audición.

   Desde Audiocentro recomienda extremar la higiene después del baño, secar correctamente los oídos tras salir del agua y evitar que quede ningún tipo de humedad residual. Lo mejor es hacerlo con una toalla que seque las partes externas y, sobre todo, evitar el uso de bastoncillos que, mal usados, pueden afectar a las partes internas del oído.

   Asimismo, destacan que lo más importante mantener seco el conducto auditivo, por lo que se puede aplicar aire caliente con un secador después del baño; también es aconsejable el uso de tapones adaptados a la cavidad auditiva de cada usuario.

   En cuanto a los tapones, recuerdan que pasan inadvertidos porque son pequeños y discretos; y que pueden ser utilizados por personas adultas o por niños, aunque es en los niños donde existe mayor riesgo de otitis ya que son los que más tiempo permanecen en el agua.