Realizar una colonoscopia cada 10 años reduce a la mitad los diagnósticos de cáncer colorrectal

Realizar una colonoscopia cada 10 años reduce a la mitad los diagnósticos de cáncer colorrectal
18 de diciembre de 2018 GETTY/SELVANEGRA - ARCHIVO

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

Diez años después de una colonoscopia negativa, los pacientes tienen un 46 por ciento menos de riesgo de ser diagnosticados y un 88 por ciento menos propensos a morir de cáncer colorrectal, en comparación con aquellos que no se someten a un examen de detección de cáncer colorrectal, según ha concluido un estudio publicado en la revista 'Journal of the Medical Association Internal Medicine'.

"Nuestro estudio muestra que después de una colonoscopia con resultados normales, hay un riesgo reducido de desarrollar y morir de cáncer colorrectal durante al menos 10 años", explica el líder del estudio, Jeffery Lee, gastroenterólogo de Kaiser Permanente.

El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos, por ejemplo, aconseja actualmente la prueba de detección de cáncer colorrectal para adultos con un riesgo promedio entre 50 y 75 años, con colonoscopia cada 10 años, sigmoidoscopía cada cinco años o pruebas fecales cada año, suponiendo que estas pruebas sean normales.

"Estos hallazgos sugieren que los médicos pueden sentirse seguros después del intervalo de reevaluación de 10 años recomendado por la guía después de una colonoscopia negativa en la que no se encontraron pólipos o cáncer colorrectal. Ahora hay pruebas sólidas que respaldan esa recomendación", indica el autor.

Para ayudar a anazliar esta evidencia, el estudio retrospectivo examinó el riesgo a largo plazo de cáncer colorrectal y muertes relacionadas después de una colonoscopia negativa en comparación con la ausencia de pruebas de detección en más de 1,25 millones de miembros de Kaiser Permanente en el riesgo promedio, quienes tenían la edad recomendada para el cribado durante el período de estudio de 1998 a 2015.

"Este gran estudio es el primero con un número suficientemente alto de individuos de riesgo promedio para evaluar los riesgos de cáncer después de los exámenes de colonoscopia, en comparación con ninguna prueba de detección. Dicha información proporciona una mayor certeza con respecto al momento adecuado para la reevaluación después de una colonoscopia negativa", concluyen los científicos.