26 de marzo de 2019

La realidad virtual permite el uso de imágenes 3D desde los vasos sanguíneos del paciente

La realidad virtual permite el uso de imágenes 3D desde los vasos sanguíneos del paciente
PIXABAY / FILL

MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

La realidad virtual inmersiva permite el uso de imágenes 3D en tiempo real desde el interior de los vasos sanguíneos del paciente, lo que puede permitir a los radiólogos intervencionistas mejorar sus tratamientos, según un estudio de la Society of Interventional Radiology (Estados Unidos), presentado este martes en su reunión científica anual.

"La realidad virtual cambiará la forma en que vemos la anatomía de un paciente durante el tratamiento. Esta tecnología permitirá a los médicos viajar al interior del cuerpo de un paciente en lugar de confiar únicamente en imágenes 2D, en blanco y negro", ha especificado el investigador líder del estudio, el doctor Wayne Monsky.

El propósito de la investigación ha sido demostrar la viabilidad de usar un catéter con sensores electromagnéticos proyectados en unas gafas de realidad virtual para ver y dirigir el catéter a través de la anatomía hasta ciertos vasos sanguíneos.

Mediante una angiografía por tomografía computarizada, los investigadores crearon un modelo impreso en 3D y una imagen holográfica de los vasos sanguíneos del abdomen y la pelvis de un paciente.

El equipo de radiólogos de Monksy guió los catéteres de alta tecnología a través del modelo impreso en 3D, mientras que el sistema de seguimiento mostró la imagen del catéter a través de las gafas de realidad virtual.

Compararon el tiempo necesario para dirigir el catéter desde el punto de entrada de la arteria femoral a tres vasos diana diferentes en comparación con el tiempo que llevó el proceso utilizando la guía fluoroscópica convencional, así como el tiempo empleado en procedimientos clínicos angiográficos similares de la vida real.

En 18 procedimientos simulados, los investigadores hallaron que el tiempo promedio para llegar a los tres vasos diana utilizando realidad virtual era mucho menor que en la fluoroscopia. En el primer vaso, la realidad virtual tardó 17,6 segundos, mientras la práctica estándar tardó 70,3 segundos. El procedimiento en la vida real tardó 171,2 segundos.

Los investigadores creen que la tecnología de realidad virtual posibilitará tratamientos más seguros al reducir la cantidad de exposición a la radiación tanto para el paciente como para el médico.

"Esta tecnología podría permitir la portabilidad y accesibilidad para que estos procedimientos sean llevados a las áreas rurales usando nada más que una maleta", ha especificado el doctor Monsky.

Los investigadores también encuestaron a los profesionales que habían probado la tecnología y reportaron que la realidad virtual mejoró la facilidad, precisión y eficiencia del tratamiento. Además, los usuarios dijeron que se sentían más confiados en sus habilidades.