3 de marzo de 2015

Radioterapia estereotáxica corporal logra el 93% de control del cáncer pulmonar

MADRID, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

La radioterapia estereotáxica corporal consigue el 93 por ciento de control de la enfermedad del cáncer pulmonar, según datos del servicio de oncología radioterápica de Hospital Quirón Barcelona.

De hecho, el centro hospitalario inició este tipo de tratamientos hace cuatro años, lo que le posicionó como primer hospital privado de Cataluña en aplicar esta técnica pionera.

Este tratamiento personalizado es una técnica de máxima precisión que se aplica mediante radioterapia externa y que consiste en la administración de tratamientos de alta precisión aplicando altas dosis de radiación en zonas muy bien delimitadas sin irradiar el tejido sano.

Dicho tratamiento está indicado para tumores pulmonares en estadios iniciales y tiene como objetivo convertirse en una alternativa a la cirugía convencional. "Es posible aplicar este tratamiento al 30% de pacientes con cáncer de pulmón. Además ofrece a los pacientes la posibilidad de tratarse de tres a cinco días cuando antes se requerían siete u ocho semanas. Y con resultados infinitamente mejores. Sin ir más lejos, mientras que con la radioterapia externa normal la tasa de curación era del 40 por ciento, con esta técnica se alcanza el 80 por ciento de supervivencia en dos años", ha comentado el doctor Enrique Puertas.

ESCALADA DE DOSIS APLICADA A CADA TERAPIA

Asimismo, según los casos analizados en el centro, la principal mejora radica en la escalada de dosis aplicada a cada tratamiento. En la actualidad se aplican hasta 20 Grays/fracción (unidad que mide la dosis absorbida de radiación ionizante por un determinado material) frente a los 2 Grays/fracción que se emitían anteriormente por cada sesión de radioterapia.

La mayor precisión en el tratamiento de cada caso, la utilización de una técnica no invasiva así como la sincronización del tratamiento con el movimiento respiratorio del paciente son otros de los aspectos destacados.

De este modo se pueden obtener resultados comparables a los de la cirugía, sin ser invasivos, con una mínima toxicidad y sin ingreso hospitalario. "Los requisitos básicos para la realización de SBRT consisten en disponer de un acelerador lineal de última generación, la posibilidad de conformar la dosis correcta mediante radioterapia de intensidad modulada, la utilización de mecanismos de inmovilización modernos y confortables, así como disponer de un dispositivo de radioterapia guiada por la imagen para comprobar la adecuada posición del tumor antes y durante el tratamiento", ha apostillado Puertas.

Finalmente, el doctor del Quirón Barcelona ha aseverado que el tratamiento reduce considerablemente los tiempos de recuperación del paciente permitiéndole volver a su actividad habitual en un plazo de una semana.