30 de abril de 2019

La radioterapia después de la quimioterapia puede mejorar la supervivencia en pacientes con linfoma de Hodgkin avanzado

La radioterapia después de la quimioterapia puede mejorar la supervivencia en pacientes con linfoma de Hodgkin avanzado
WIKIMEDIA/RHODA BAER - ARCHIVO

MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los pacientes con linfoma de Hodgkin avanzado que tienen tumores grandes en el momento del diagnóstico pueden beneficiarse de la radioterapia después de la quimioterapia, incluso cuando parece haber desaparecido todo rastro de cáncer, según los resultados de última hora presentados en la conferencia ESTRO 38.

Aproximadamente el 65-70 por ciento de los pacientes con linfoma de Hodgkin en estado avanzado se pueden curar recibiendo seis ciclos de quimioterapia con ABVD, con o sin radioterapia posterior. Actualmente, sin embargo, la adición a la radioterapia es controvertida, afirman en el estudio.

El doctor Mario Levis, oncólogo de radiación en la Universidad de Turín (Italia) y coautor del estudio, afirma que "estos pacientes a menudo pueden tener cuatro o cinco décadas de esperanza de vida por delante pero, dada esta tasa de curación, el tratamiento del cáncer puede resultar en un alto riesgo de complicaciones para muchos supervivientes a largo plazo. Por esta razón, es importante que brindemos a los pacientes el tratamiento más efectivo".

Para investigar si la radioterapia después de la quimioterapia ABVD proporcionó algún beneficio a estos pacientes, investigadores en varios centros de Italia, dirigidos por el Profesor Pier Luigi Zinzani de la Universidad de Bolonia (Italia) y el profesor Umberto Ricardi de la Universidad de Turín (Italia), reclutaron a 512 participantes entre 2008 y 2013 para un ensayo clínico aleatorizado: HD0801.

Los pacientes que habían sido tratados con éxito en la fase anterior a la fase II del ensayo, y en quienes las tomografías PET no mostraron indicios de cáncer ni durante ni al final de la quimioterapia, se asignaron al azar a la parte de la fase III del estudio para recibir radioterapia con el fin de limpiar cualquier célula cancerosa restante, o ningún tratamiento adicional.

En total 354 pacientes tenían tomografías PET que mostraban que no tenían cáncer después del tratamiento inicial. De estos, 116 habían tenido lesiones grandes (más de 5cm de diámetro) en el momento de su diagnóstico y fueron asignados a radioterapia o ningún tratamiento adicional.

"Encontramos que tres años después el 92 por ciento de los pacientes que recibieron radioterapia seguían vivos sin progresión de la enfermedad en comparación con el 82 por ciento de los pacientes que no la recibieron. Después de cinco años estas cifras fueron del 89 y 82 por ciento, respectivamente", afirma el profesor Ricardi.

LOS PACIENTES CON TUMORES GRANDES TODAVÍA PUEDEN BENEFICIARSE DE LA RADIOTERAPIA

Esto sugiere que los pacientes con tumores grades, que han respondido a seis ciclos de quimioterapia ABVD, todavía pueden beneficiarse de la radioterapia, con un beneficio de supervivencia que va del 7 al 10 por ciento a los tres y cinco años.

Por su parte, nueve pacientes que se habían inscrito en el brazo de radioterapia del ensayo no recibieron radioterapia debido a decisiones tomadas por sus médicos y la enfermedad reapareció en cinco de ellos.

Esto significó que cuando los datos de los 116 pacientes se analizaron independientemente de si habían recibido radioterapia o no hubo poca diferencia entre los grupos en cuanto a la supervivencia libre de progresión a los tres y cinco años. Fue solo cuando los investigadores analizaron los datos de acuerdo con los tratamientos que los pacientes habían recibido que fue posible ver el beneficio en la supervivencia para los tratados con radioterapia, aunque, afirman los investigadores, no fue estadísticamente significativo.

"Los resultados de este ensayo no proporcionan evidencia significativa sobre el papel de la radioterapia después de la quimioterapia en pacientes con linfoma de Hodgkin avanzado y tumores grandes. Sin embargo, la mejora en la supervivencia entre los que recibieron radioterapia no es despreciable. Creemos que el siguiente paso es un meta-análisis de este y otros ensayos aleatorios para aumentar la solidez de la información que tenemos sobre la mejor manera de tratar esta enfermedad", concluye el profesor Ricardi.

Contador

Para leer más


Lo más leído